A Ana María Castro la asesinaron Paul Naranjo y Julián Ortegón, aseguró la Fiscalía

El material probatorio del ente acusador determinó que los implicados cometieron el delito de femicidio agravado contra la víctima que, para la fecha de su muerte, tenía tan solo 21 años de edad

Ana María Castro murió en Bogotá en marzo de 2020
Ana María Castro murió en Bogotá en marzo de 2020

En la mañana de este viernes 3 de diciembre, la Fiscalía General de la Nación ordenó que Paul Naranjo y Julián Ortegón sean declarados culpables por la muerte de la joven Ana María Castro, quien perdió la vida en marzo de 2020.

La determinación se dio en una nueva audiencia de juicio oral donde las pruebas aportadas por el ente investigador determinaron que los implicados en el hecho, Julián Ortegón y Paula Naranjo, cometieron el delito de femicidio agravado contra la víctima.

Paul Naranjo - Ana María Castro.
Paul Naranjo - Ana María Castro.

La decisión la tomó Alejandra Rivera, fiscal 40 seccional, quien pidió la medida carcelaria para los individuos antes mencionados ante la juez 42 Penal del Circuito con Función de Conocimiento de Bogotá, donde concluyó que Naranjo y Ortegón cometieron el crimen que terminó con la vida de la joven Castro, que murió luego de salir de una fiesta en la calle 116, en Bogotá.

“Paul Naranjo y Julián Ortegón cometieron el punible de feminicidio agravado cometido en contra de la humanidad de Ana María Castro, afirmación a la que se arriba con fundamento en las evidencias, el material sensible de prueba, la información legalmente obtenida y debatida en esta vista pública y es con fundamento al citado acervo probatorio que ha quedado demostrado de manera concluyente y más allá de toda duda razonable, que los señores Paul Naranjo y Julián Ortegón, fueron las personas que actuaron de manera directa en la comisión del delito de feminicidio agravado en contra de la joven Ana María Castro, delito ejecutado el día 5 de marzo de 2020″, determinó la fiscal.
Julián Ortegón, implicado en la muerte de Ana María Castro.
Julián Ortegón, implicado en la muerte de Ana María Castro.

Por su parte, la abogada de la familia de Ana María Castro adhirió la condena de la fiscal y dijo que “se demostró, más allá de toda duda razonable, que son responsables penalmente de este delito”, aseveró durante la audiencia la defensa de la víctima, Wendy Estefanía López, donde además, señaló que los testimonios entregados donde se dice que la joven fue lanzada desde una camioneta son ciertos.

“Los peritos señalaron que no es posible que las lesiones hayan sido producto de un accidente de tránsito”, sostuvo la litigante.

Luego de solicitar cárcel para los acusados, la fiscal aseguró que todas las pruebas indican de que Paul Naranjo y Julián Ortegón cometieron directamente el homicidio contra Ana María y recordó el testimonio de Paula, la amiga de la joven, que fue testigo en este caso que ha conmocionado al país en la historia reciente.

“Su amiga Paula busca evitar que ella se suba al vehículo pero Paul, Mateo -Reyes- y Julián la obligan a subirse al vehículo”, agregó la funcionaria del ente acusador, quien a su vez defendió el estado de salud mental de Mateo Reyes, otro de los testigos, quien dijo que él se bajó de la camioneta de la que cayó la víctima antes del suceso y tenía episodios de amnesia, que justificaría los olvidos en el caso.

“El testigo -Mateo Reyes- dijo que fue bajado de la camioneta, posiblemente, por besarse con Ana María Castro. Dijo que ella quedó quieta, inmóvil luego de que arrancó el vehículo”, determinó.

Asimismo, agregó que la versión que entregaron todos los testigos de que “Mateo Reyes estaba desesperado pidiendo ayuda a otros carros luego de que se produjo la muerte de Ana María Castro” es cierta. Por otro lado, desvirtuó la hipótesis de que a la joven la hayan atropellado: “No hay ningún golpe, ni fracturas o huellas de evitabilidad que se puedan relacionar con un atropellamiento”, agregó.

Inclusive, la fiscal expresó que Paul Naranjo cometió presiones contra Ana María Castro mientras ella estaba en vida, además de cometer múltiples hechos de violencia de género en los que también habría participado Ortegón; de hecho, recordó a María Camila Fajardo Ríos y María Camila Bonilla, que fueron víctimas de violencia por parte de los acusados y hoy señalados de matar a la joven.

“Ana María Castro se encontraba en claro estado de indefensión y los acusados tenían conciencia de su estado”, señaló la funcionaria.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR