Alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia de nuevo enfrentados por Hidroituango

Daniel Quintero y Aníbal Gaviria se encuentran en un cruce de opiniones opuestas sobre lo que ocurrió en la hidroeléctrica y las responsabilidades que se deben asumir

Guardar

Nuevo

Imagen de archivo del alcalde de Medellín, Daniel Quintero. EFE/ Luis Eduardo Noriega A
Imagen de archivo del alcalde de Medellín, Daniel Quintero. EFE/ Luis Eduardo Noriega A

Hidroituango sigue dando de qué hablar en todo el país y, especialmente en Antioquia, donde se ha marcado una clara diferencia de posiciones entre el gobernador Aníbal Gaviria y el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Recientemente, Quintero retomó la discusión con el gobernador e hizo nuevas menciones sobre el caso del vertedero. El alcalde de la capital de Antioquia señaló que no comprende por qué el gobernador Gaviria sigue calificando lo sucedido en Hidroituango como un siniestro. Para Quintero, insistir en que se trata de un siniestro es toda una posición contradictoria.

La gran diferencia entre los políticos antioqueños radica en la responsabilidad del pago por lo ocurrido en el vertedero en 2018, cuando se inundó la sala de máquinas y se ocasionaron grave daños a la comunidad, así como millonarias pérdidas al departamento. Por un lado, uno de ellos insiste en que se paguen estos daños desde las compañías, mientras que el otro señala que no todo está cubierto por las pólizas, razón por la que debería ser responsabilidad de los contratistas y políticos pagar.

Aníbal Gaviria ha señalado que “las compañías de seguro paguen el siniestro como vienen haciéndolo y como deben seguir haciéndolo”. Sin embargo, Quintero respondió recientemente a estas afirmaciones y dijo que no entiende por qué el gobernador señala que lo sucedido fue un “siniestro”.

Cabe resaltar que los responsables del proyecto, han insistido en calificar lo sucedido como “eventos relacionados con caso fortuito y fuerza mayor”.

“Yo francamente les confieso que no entiendo muy bien la posición del gobernador de Antioquia porque en medios de comunicación dice que se trató de un caso fortuito y que deben seguir los contratistas, pero tiene demandado a EPM diciendo que no fue caso fortuito por $1 billón. A EPM lo tiene demandado por lo contrario que dice en medios”, dijo el alcalde en un video que publicó recientemente en su perfil de Twitter.

Quintero enfatizó en que les debería “dar vergüenza” pedir que sea EPM el que pague el error de Hidroituango. “¿Cómo puede ser posible que a nuestras Empresas Públicas de Medellín, a la de nosotros, la de nuestros abuelos, que hemos pagado con nuestros impuestos, pretendan que EPM pague esos daños? Les debería dar vergüenza. Como alcalde de Medellín estoy para defender a EPM ... yo no me elegí para darle la plata a los que hicieron los daños”.

En otras declaraciones a la prensa, el alcalde de Medellín insistió en que quienes deben pagar por los daños que ocasionó el error que se cometió con Hidroituango deben ser los responsables del proyecto, es decir, los contratistas, quienes también se han enemistado con el mandatario local.

Quintero dijo que “seguimos con el propósito que paguen los responsables de Hidroituango, con los retos que tienen de una empresa en insolvencia pero con un fallo de primera instancia por responsabilidad fiscal de 4,2 billones de pesos. Se lograron unos acuerdos y serán presentados por EPM”.

Tras las afirmaciones del alcalde, los constructores del proyecto decidieran denunciar penalmente al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, por el delito de injuria.

Según informó Blu Radio, quien interpuso la demanda directamente ante el fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, fue el apoderado de Conconcreto, Camargo Correa Infra y Coninsa Ramón H, Fabio Humar Jaramillo. Para ello, redactaron una carta en la que solicita que el ente “adelante las averiguaciones necesarias que permitan llamar a audiencia de formulación de imputación y llame a imputación de cargos penales”, contra el mandatario de la capital antioqueña.

Entre los comentarios citados por las empresas, y que serían injuria, se cuenta una entrevista ofrecida a esa misma emisora y en la que Quintero las acusó de estar empleando estrategias para evitar el cobro por parte de la Contraloría y de hacerse pasar por víctimas, cuando los afectados son EPM y los colombianos.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo