Procuraduría investiga a extrabajadores de la Alcaldía de Bucaramanga que hicieron fiesta en medio de un toque de queda

La fiesta se habría llevado a cabo el 26 de diciembre del 2020, en medio del tercer pico de la pandemia. La denuncia fue hecha por la ciudadanía y la Procuraduría anunció investigación

Fiesta en Bucaramanga
Fiesta en Bucaramanga

En enero de este año, a través de las redes sociales, empezaron a circular videos en los que se ve a, en ese entonces, funcionarios de la alcaldía de Bucaramanga en una fiesta. Los clips de aquel festejo causaron indignación entre la comunidad que, por esos días, estaba bajo órdenes estrictas de aislamiento social a causa de la llegada de la pandemia de coronavirus al país, durante el primer semestre del 2020. La Procuraduría General de la Nación anunció que los involucrados en aquella reunión, realizada en pleno toque de queda, entrarán a ser investigados.

La Procuraduría, en su decisión, citó a los referidos exfuncionarios para comparecer a un proceso de presentación de argumentos verbal, cuya realización se adelantará en una audiencia pública.

La indagación, de acuerdo con lo que revelaron medios de comunicación nacionales, estaría direccionada, específicamente, a tres de ellos. Los exfuncionarios habrían estado en un establecimiento nocturno, en diciembre del 2020, cuando el tercer pico de la pandemia estaba, todavía, bajo preocupantes cifras. Los toques de queda, en diferentes ciudades del país, fueron declarados como una estrategia para controlar la cantidad de contagios de la enfermedad.

Según lo dijo la Procuraduría, estas personas, al participar de dicho evento, “transgredieron la norma de aislamiento preventivo”, lo que fue calificado por ese mismo ente como “una falta disciplinaria”, debido a que había sido una instrucción otorgada por el alcalde, Juan Carlos Cárdenas.

Alcalde de Bucaramanga
Alcalde de Bucaramanga

Estos hechos, que se hicieron públicos gracias a una denuncia ciudadana, involucran a Andrés Felipe Nicolás Villalba Quintero, exjefe de la Oficina de Control Interno; Ángel Alberto Galvis Caballero, asesor de dependencia de Control Interno; y Tatiana Becerra Londoño, quien para la fecha se despeñaba como directora del Departamento Administrativo de la Defensoría de Espacio Público.

La fiesta, de acuerdo con lo que recordó el portal informativo de Vanguardia, se realizó el 26 de diciembre de 2020, en una discoteca de la ciudad. Allí se estaba celebrando el cumpleaños de Ángel Galvis. Según explicó el homenajeado, la fiesta terminó a las 11:00 p.m., justo a la hora en la que iniciaba el toque de queda. Testigos que estuvieron en el establecimiento, sin embargo, relataron que la versión de Galvis era falsa, pues, el festejó duró varias horas más, hasta la madrugada del 27 de diciembre. Según el testigo, que pidió reserva de su identidad, los tres exfuncionarios habrían salido del bar sobre las 2:00 a.m.

“No me percaté de la hora en la que salí del establecimiento. Reconozco que como funcionario público debo ser mucho más consciente y estar más atento a este tipo de situaciones de mi vida privada, pues estamos llamados como nuevas ciudadanías a dar ejemplo en medio de la coyuntura que atravesamos en todo el mundo. Por esto, quiero ofrecerle excusas a la ciudad, a cada uno de los bumangueses, al señor alcalde Juan Carlos Cárdenas quien ha confiado en mí para acompañarlo en su gestión, y a los ciudadanos que se hayan sentido por lo sucedido”, dice la carta que redactó Galvis para explicar la situación.

“Como alcalde soy respetuoso de la institucionalidad. Al enterarme de la situación de los funcionarios que infringieron las medidas restrictivas, conversé con ellos para escucharlos, reconocieron su responsabilidad y presentaron su carta de renuncia que he aceptado de inmediato (...) Les agradezco su trabajo al servicio de los ciudadanos, es humano cometer errores, pero la ley es para todos. Pido a todos los bumangueses no bajar la guardia, seguir cuidándonos y acatar todas las medidas que pretenden salvar vidas y recuperar la economía”, escribió el alcalde, Juan Carlos Cárdenas. En enero, el mandatario local aceptó la renuncia de los tres entonces funcionarios, tras el escándalo.


Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR