Qué es y cómo se toma el viche, la bebida tradicional del Pacífico declarada patrimonio cultural

Ahora que esta bebida recibió este importante reconocimiento, se espera que se pueda impulsar y proteger la propiedad intelectual y producción de esta

Proyecto de ley Viche, un homenaje a las bebidas ancestrales del Pacífico y a las comunidades afro. Foto: cortesía de la Alcaldía de Cali.
Proyecto de ley Viche, un homenaje a las bebidas ancestrales del Pacífico y a las comunidades afro. Foto: cortesía de la Alcaldía de Cali.

El 15 de septiembre de este año, el viche y sus derivadas bebidas tradicionales fueron reconocidas como patrimonio colectivo de las comunidades negras afrocolombianas de la costa del Pacífico colombiano. Sin embargo, a pesar de esta reciente decisión, son muchos los colombianos de otras zonas del país que no saben qué es el viche y mucho menos lo han probado.

El viche, básicamente, es una bebida fermentada que es producto de la destilación de manera artesanal, sin químicos, de la caña nativa o endémica, de la cual no se conoce mucho sobre su origen, pero que las comunidades del Pacífico colombiano sí diferencian de la caña de azúcar utilizada para el aguardiente. Además, tiene ingredientes culturales, puesto que su preparación ha pasado por muchas generaciones de las familias afrocolombianas, especialmente entre las mujeres, pues por muchos años la preparación del viche se vio como una tarea femenina, cosa que ha cambiado con el tiempo.

Sus preparaciones puden variar, pues este producto se realiza por las comunidades negras de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y el Chocó, pero también hay comunidades indígenas que tienen su propia versión. Contrario a lo que muchos creen, el viche no es una bebida alcohólica, aunque sea fruto de la fermentación del guarapo que se saca de la caña, pues hace más de 400 años, las mujeres afrocolombianas lo han utilizado como un remedio para distintos dolores.

De hecho, la creencia de que es una bebida alcohólica es lo que, por años, ha impedido que este producto del Pacífico colombiano se pueda comercializar de una manera más simple, que se consoliden cadenas productivas, que tenga registros sanitarios o pueda entrar a algún mercado, puesto que han pesado sobre esta bebida todas las restricciones propias del licor.

Maura Caldas, maestra de cocina y conocedora de la historia del viche, explicó en un artículo publicado por la Alcaldía de Cali que, en un principio, las mujeres tomaban el viche para que al momento del parto el bebé saliera más fácil o calmar los dolores, de la misma forma que calmaba los cólicos de la mestruación. “El viche tiene mucha importancia porque cuando una mujer estaba pariendo, se le daba un trago de viche para facilitar la salida del bebé, también cuando se tenían dolores se hacían masajes con viche y santo remedio”, explicó.

También señaló, sobre la diferencia de las cañas utilizadas para su preparación a lo largo de los años que “se hacía de caña morada, de caña dulce o caña blanca. Una cosa es el viche de caña de azúcar y otra de caña de dulce. La dulce es una caña que nosotros la pelábamos con los dientes y la comíamos porque era muy blandita, y es el que se consume ahora”.

De hecho, de acuerdo con la investigación Alambiques prohibidos y destilación proscrita. Una mirada comparativa sobre la elaboración, el comercio y el consumo de licores artesanales en Colombia, desarrollada por la Universidad del Pacífico y financiada por Colciencias, este producto “tiene infinidad de usos medicinales y está integrado al sistema médico tradicional y mágico-religioso afropacífico (…). Hay botellas para ‘cerrar el cuerpo’, para ‘parir’ y para ‘curar la mordedura de culebra’. Por otra parte, las virtudes medicinales del aguardiente artesanal dentro del conocimiento médico y etnobotánico se afirman en la ingesta de botellas curadas y otros bebedizos (…), que se utilizan en un sinfín de aplicaciones medicinales”.

Ahora, con la decisión de que esta bebida sea patrimonio colectivo de las comunidades negras afrocolombianas, gracias a un proyecto de ley en el Congreso de la República que “reconoce, impulsa y protege esta bebida”; se espera que se pueda impulsar y proteger la propiedad intelectual y producción de esta bebida, lo que ayuda a formalizar la fabricacióny comercialización de este producto.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR