Aída Victoria Merlano tiene pendiente un juicio por la fuga de su mamá, el proceso está frenado por una tutela

La causa, en contra de la joven influenciadora y el odontólogo, últimas personas en ver a Merlano antes de su fuga, debía realizarse el pasado 27 de julio.

Aída Victoria Merlano y su madre Aida Merlano. Fotos de archivo.
Aída Victoria Merlano y su madre Aida Merlano. Fotos de archivo.

Durante las últimas semanas, la joven influenciadora Aída Victoria Merlano ha sido noticia por su contagio con covid-19 y el de su pareja Lumar Alonso, siendo este último el más afectado por los síntomas y quien ha sido cuidado por la joven de 21 años durante los momentos más difíciles, afortunadamente ya fue dado de alta. Por otro lado, recientemente se recordó el hecho que hizo reconocida a la joven hace apenas algunos años.

Se trata de la fuga de su madre, la excongresista Aida Merlano, quien fue condenada a 15 años en prisión por corrupción y que se fugó de las autoridades colombianas el pasado 1 de octubre de 2019 -actualmente, la excongresista permanece prófuga de la justicia en Venezuela-, hecho en el que resultó involucrada su hija.

Como se sabe, luego de la fuga de su madre de un consultorio odontológico en Bogotá, Aída Victoria y el profesional de la salud terminaron enfrentando también a las autoridades por la presunta complicidad de ellos en el escape de la política colombiana. Sin embargo, ambos han estado en libertad después de un proceso legal en el que no se ha podido demostrar que ellos estaban enterados de los planes de Merlano.

En las últimas horas, el diario El Tiempo reveló que el caso contra la joven hija de la excongresista y el odontólogo continúa en pie y que, de hecho, esta semana se debía llevar a cabo un nuevo juicio. Sin embargo, el proceso no ha avanzado a causa de una tutela.

Según el diario capitalino, el juicio que debería realizarse contra la joven Aida Victoria Merlano y el odontólogo Javier Guillermo Cely Barajas, quienes han sido imputados con cargos por presunta fuga de presos e ilícito uso de menores para la comisión de delitos, estaba programado para este martes 27 de julio, pero fue aplazado por tercera vez.

Explicaron que esto se debe a una tutela que interpuso el profesional de la salud porque considera que se le están violando sus derechos fundamentales. A pesar de que el recurso legal utilizado por Cely fue rechazado en primera instancia por el Tribunal Superior de bogotá, que declaró la tutela improcedente; actualmente el proceso está en estudio en la Corte Suprema de Justicia, debido a una posterior impugnación del odontólogo.

El periódico citó al juez del caso, quien explicó que hasta que en la Corte no se resuelva la tutela del médico no se podrá avanzar en el juicio contra el profesional de la salud y la joven hija de la excongresista.

Pero dentro del caso también entra en juego el representante legal de Aída Victoria quien, según El Tiempo, no asistió a la diligencia argumentando que tenía problemas médicos.

Así las cosas, el juicio fue reprogramado para el próximo 25 de agosto, cuando se espera que nuevamente la influenciadora responda por los hechos en los que la han vinculado frente a la fuga de su madre. Sin embargo, si para esa fecha la Corte Suprema sigue sin resolver la tutela de Cely, el juicio será aplazado una cuarta vez.

Por otro lado, la joven influenciadora no se ha mantenido alejada de los comentarios que le hacen en redes sociales relacionándola con los delitos cometidos por su madre. Por eso, recientemente, habló sobre su relación con el escándalo de su mamá quien fue condenada por compra de votos y de cómo se benefició.

Merlano Manzaneda habló con ‘Diva Rebecca’ y le contó que cuando sucedió lo de su mamá, ella estaba estudiando derecho, por lo cual prefirió no ir unos días, pero que aun así se habló del caso en clase.

El personaje de ‘Diva’ le preguntó si nunca cuestionó a su mamá sobre el delito que cometió y Aida dijo que no. Merlano señaló que sería hipócrita de su parte preguntarle las razones a su mamá de lo hecho porque con eso le dieron carro, reloj, cosas y hasta les daba de comer,entonces, ¿Qué le iba a criticar yo? si al final del día, sea mi culpa o no sea mi culpa yo también me beneficié de lo que ella hiciera, sería una hipocresía de mi parte”.

Sobre la fuga no se refirió, puesto que por temas legales no puede hablar públicamente sobre lo que pasó ese 1 de octubre de 2019 en el consultorio odontológico, donde ella y el médico fueron los últimos en ver a la excongresista.

SEGUIR LEYENDO: