Investigarán al expresidente Juan Manuel Santos por las cartas secretas que le envió Néstor Humberto Martínez

El exfiscal advertía en los documentos de la vinculación de excombatientes de las extintas Farc en narcotráfico

El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recalcó la importancia de atender las necesidades de los jóvenes. Foto: Colprensa.
El expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recalcó la importancia de atender las necesidades de los jóvenes. Foto: Colprensa.

A finales del 2020 se reveló, el contenido de unas cartas que el ex fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, le había enviado a Juan Manuel Santos en su época presidencial, para advertirle que, luego de la firma de los acuerdos de paz en 2016, ex integrantes de la extintas FARC seguían dedicándose a acciones ilegales.

La Fiscalía, durante la administración de Néstor Humberto Martínez, advirtió que Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez, y los comandantes de la extinta guerrilla Rodrigo Cadete, Romaña y el Paisa, entre otros, estaban involucrados en negocios de narcotráfico.

Las tres cartas a las que tuvo acceso la revista, y de las que publicaron fragmentos el 6 de diciembre del 2020, datan del 2017, es decir, un año después de la firma del tratado que le daba fin a la guerra entre las FARC y el Estado colombiano, e iban dirigidas a Juan Manuel Santos, el entonces presidente de la República, a Sergio Jaramillo, alto comisionado para la paz, y a Gerson Iván Arias, alto comisionado encargado durante esas fechas.

“Es mi deber compartir con el señor presidente algunos elementos materiales probatorios recaudados por la Fiscalía que comprometen el deber de ‘no repetición’ que obliga a los señores desmovilizados de las Farc, sobre los cuales he tenido la oportunidad de dialogar con usted durante las últimas semanas”, decía una de las cartas que contaba con 18 páginas.

Ayer, luego de medio año de haber salido el contenido de dichas cartas a la luz y que el abogado Guillermo Rodríguez interpusiera una demanda contra el exmandatario ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes ahora se convierte en una investigación formal, así lo reveló Revista Semana.

El demandante comentó y dio ha conocer que se abrió un proceso formal en contra del expresidente Santos por los “presuntos delitos de prevaricato por omisión, abuso de autoridad por omisión de denuncia, abuso de función pública, asociación para la comisión de un delito contra la administración pública, favorecimiento y conspiración”, se lee en el auto que da vía libre a la investigación.

En el caso, citaron al abogado para que, en el marco de la investigación, aporte el material probatorio que confirme la participación del expresidente Santos en las actuaciones presuntamente ilegales. Además, la Fiscalía adelantará una investigación en contra de Sergio Jaramillo y Gerson Iván Arias, excomisionados para la Paz.

En las cartas además, de la advertencia de que algunos desmovilizados continuaban delinquiendo el entonces fiscal daba información sobre la existencia de un laboratorio para procesar cocaína en la vereda El Ceral, en el corregimiento de Timba, en Buenos Aires (Cauca), perteneciente a los hermanos Fernando y Raúl Amaya, el cual era vigilado por exmilitantes de las Farc que habían firmado la paz. Según la información de la Fiscalía, este laboratorio, donde trabajaban unas 40 personas, producía 3.000 kilos de clorhidrato de cocaína que eran vendidos al cartel de Sinaloa, en México.

En el documento que estaba dirigido al alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo, aseguraba que, incluso integrantes de organizaciones criminales como los Rastrojos, la Constru y los Pelusos habrían querido hacerse pasar por exguerrilleros de las Farc para ser trasladados a las zonas veredales y recibir los beneficios de la JEP.

Pese a las investigaciones y pruebas que presentó Martínez, al parecer ninguno de los funcionario hizo alguna labor para impedir los hechos que demostraban el incumplimiento total del acuerdo de paz.


SEGUIR LEYENDO