Funeral de prestigioso locutor en Galapa, Atlántico, aglomeró a gran parte del pueblo en el cementerio municipal

Tras la muerte del locutor Juan Enrique Pérez, la comunidad no contempló la emergencia sanitaria por el coronavirus y sin distanciamiento le dio el último adiós.

Sepelio - Locutor de Galapa, Atlántico, Juan Enrique Pérez
Sepelio - Locutor de Galapa, Atlántico, Juan Enrique Pérez

Mientras familiares, amigos y conocidos de Juan Enrique Pérez González, reconocido locutor del municipio de Galapa, Altántico, se disponían a darle el último adiós tras fallecer por dificultades de salud producto del coronavirus. El hecho generó molestia e indignación por parte de testigos y autoridades que presenciaron una concentración masiva de personas durante el sepelio.

Los hechos ocurrieron el pasado el viernes 16 de abril cuando, posterior a la reunión de gente que respetaba y estimaba a Pérez González, la Policía Departamental de Atlántico intentó intervenir, pero no pudo hacer mayor esfuerzo por evitar a la muchedumbre que fue a despedir al ciudadano.

Allegados invitaron a los pobladores de Galapa, que para el acto simbólico de despedida se concentraron en el funeral del locutor, que en principio estaba dispuesto exclusivamente para sus familiares de primer grado.

Dado que fueron constantes las campañas de ayuda a la comunidad que impulsó Pérez por medio de una estación de radio local, tras su muerte fueron bastantes los ciudadanos de Galapa que llegaron para participar del evento en muestra de solidaridad. No obstante, los familiares de Juan Enrique invitaron a la comunidad durante el recorrido sagrado para que se uniera en oración en una caminata por el pueblo. Así lo comunicó una invitación enviada por redes sociales a los simpatizantes del comunicador:

A partir de las 4:30 de la tarde acompáñanos desde la puerta de tu casa encendiendo una vela. Recorrido desde la entrada por toda la vía principal hasta la Puerta de Oro, bajamos buscando la emisora y posteriormente subiremos hasta el cementerio municipal. Contamos contigo, Galapa

Así las cosas, la gente se aglomeró en el municipio, incumpliendo las mínimas medidas de autocuidado y bioseguridad, pues en el lugar del entierro no había distanciamiento físico alguno, así como tampoco el uso de tapabocas.

El recorrido solidario por la muerte de Juan Pérez estaba inicialmente programado para las horas de la tarde con miras a evitar dificultades con el inicio del decreto de toque de queda municipal. Sin embargo, la ceremonia se extendió y sobre las 6:00 p. m. la gente apareció demasiado junta en las calles de la población hasta llegar al cementerio municipal, omitiendo el toque de queda establecido por la gobernación departamental.

Después del hecho de irresponsabilidad en medio de la pandemia por el coronavirus, las autoridades de Galapa hicieron un llamado a la comunidad para que acate las disposiciones restrictivas decretadas por la Gobernación del Atlántico que permitan mitigar la velocidad de propagación de los contagios de la enfermedad respiratoria de origen chino. Sin embargo, a través de la cuenta de Facebook de la alcaldía municipal, el gobierno de turno le escribió un sentido mensaje al ciudadano:

Juan Enrique Pérez González. Bondad, altruismo, ejemplo y profesionalismo. Gracias por dejar una huella imborrable. ¡Paz en su tumba!

A pesar de que el departamento del Atlántico vive una de sus peores crisis por cuenta de la pandemia, a los habitantes de Galapa eso poco pareció importarles tras la concentración de personas en el evento masivo de despedida por el fallecimiento de un ciudadano ejemplar y estimado por la población.

SEGUIR LEYENDO: