Senador Julián Bedoya pierde el título de abogado y acusa de persecución a la Universidad de Medellín

La Consiliatura de la institución de educación superior determinó que la obtención del título de abogado por parte del senador Julián Bedoya fue irregular.

El Consejo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín decidió retirar el título de abogado al senador liberal, Julián Bedoya, debido a las irregularidades en su obtención que encontró la Consiliatura de la institución.

La universidad decidió anular el proceso de matrícula del congresista Julián Bedoya Pulgarín, dejar sin efecto el reconocimiento como abogado y declarar que el cuestionado político no cumplió con los requisitos para acceder al título profesional, así como anular todos los exámenes que supuestamente presentó.

La forma como se generó el diploma de Bedoya y las decisiones de la universidad fueron reveladas por Vorágine.com. Allí se contó que el actual senador por el partido Liberal ingresó a la institución en 2001, luego de haber sido expulsado de la Policía.

El político se retiró de la institución educativa en 2007 cuando cursaba el quinto año del programa para iniciar una exitosa carrera política; y retomó su formación profesional de manera intermitente en 2009, 2014 y 2018.

La reciente decisión de la institución, determinó que Bedoya Pulgarín no tuvo un reintegro regular, debido a que ingresó al Plan de Formación 4 sin que la Facultad de Derecho eligiera la metodología y clases que debía recibir el estudiante en razón a los años de ausencia de estudios.

Pero esa no es la única irregularidad en la consecución de su título. La Consiliatura de la universidad, según Vorágine, encontró que el ahora senador presentó 17 exámenes entre preparatorios y de suficiencia para saltarse las clases y los aprobó. Incluso, Bedoya presentó hasta 7 pruebas en un solo día.

Sin embargo, la hazaña intelectual no fue tal. La Comisión Especial de la UdeM que adelantó la investigación determinó que al menos seis funcionarios de la institución se extralimitaron para, de manera irregular, avalar la evaluación de Bedoya aún cuando no eran titulares de las asignaturas evaluadas.

Uno de ellos fue el profesor John Mario Ferrer Murillo, quien aparte de avalar todos los preparatorios de Bedoya Pulgarín, lo incluyó en una investigación que realizó en 2018 y que el ahora senador presentó como proyecto de grado. El ex docente de la UdeM ahora es abogado de la Alcaldía de Medellín, según Vorágine.

Todas esas irregularidades que arrojó la investigación interna de la institución, dieron paso a que el Consejo de Facultad retirara el título a Bedoya y anulara todo su proceso dentro de la universidad. La decisión se emitió en primera instancia, por lo que el político liberal decidió apelar y ahora tendrá que decidir el Consejo Académico.

El senador no se había dado por enterado de la decisión hasta que vio la noticia en los medios de comunicación. Tras eso, decidió revisar su correo electrónico y encontró la notificación de la Resolución del 5 de abril de 2021 por la cual se retiraba su título.

La decisión no está en firme y contra ella proceden los recursos de reposición y de apelación, que por supuesto serán ejercidos en la oportunidad procesal correspondiente. En todo caso es preciso advertir desde ya al menos las siguientes irregularidades”, señaló Bedoya Pulgarín.

Según el político, la Universidad de Medellín no es competente para investigar y sancionar a quienes ya se han graduado, como supuestamente se define él mismo. “Además, de acuerdo con las normas internas, el Consejo de Facultad TAMPOCO es la instancia competente para llevar a cabo este tipo de actuaciones”, agregó.

Bedoya asegura que no hubo un debido proceso porque en ningún momento se le notificó la investigación interna de la universidad, no se formuló pliego de cargos en su contra sobre la presunta falta cometida y tampoco se le permitió presentar pruebas o realizar algún alegato de defensa.

“Causa profunda extrañeza que el Consejo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín haya desconocido los principios de buena fe y de confianza legítima de un ex alumno que obtuvo su título cumpliendo todas y cada una de las exigencias fijadas por la propia institución. Pero lo que resulta aún más grave es que haya vulnerado abiertamente mis derechos fundamentales”, agregó.

Para él, la reciente decisión en su contra es “un acto más de persecución producto de las luchas de poder al interior de la Universidad de Medellín, en las que el nombre de JULIÁN BEDOYA PULGARÍN ha sido utilizado como un “caballito de batalla””, señaló.

La Universidad de Medellín también demandará al Consejo de Estado derogar el auto que graduó a Bedoya Pulgarín como abogado, mientras espera las decisiones que dará la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación en el mismo caso. El Ministerio Público adelanta una investigación desde 2019 porque el senador se habría servido de su investidura para conseguir el título, en lugar de sus conocimientos.

SEGUIR LEYENDO: