Absuelven al exconcejal de Bogotá Omar Mejía Báez, involucrado en el ‘carrusel de la contratación’

Al exfuncionario distrital se le acusaba de haber recibido millonarios sobornos por no hacer debates de control político en la contratación de ambulancias públicas. Un juez de la capital determinó que no hay pruebas suficientes de ello.

/ Tomada del Twitter de Omar Mejía Báez
/ Tomada del Twitter de Omar Mejía Báez

Han sido días movidos en el frente del llamado ‘carrusel de la contratación’, que volvió a ocupar los titulares colombianos el pasado 7 de abril luego de que se conociera que el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, está parcialmente libre de una millonaria multa por un error de la Contraloría General. Hoy, el turno fue para el exconcejal de la capital Omar Mejía, quien fue absuelto de su responsabilidad en el entramado de corrupción.

Así lo decidió el juez 11 penal del circuito con función de conocimiento de Bogotá, quien emitió un fallo en primera instancia determinando que el excabildante no habría cometido el delito de cohecho por el que fue acusado por la Fiscalía General de la Nación en 2015.

Por esa época, el ente investigador acusaba a Mejía de haber recibido la suma de 120 millones de pesos de parte del exsecretario de salud, Héctor Zambrano, como comisión para evitar debates políticos relacionados con el contrato de ambulancias en 2009, durante la administración de Moreno.

Tras las acusaciones, al otrora funcionario distrital se le dictaminó en abril de 2015 medida de aseguramiento domiciliaria con prohibición para salir del país y de acercarse al Concejo de Bogotá, así como medida prendaria. La misma fue apelada por Mejía en agosto, cuando recibió respuesta negativa por parte de las autoridades judiciales, que de todos modos tuvieron que dejarlo en libertad en noviembre de 2016 por vencimiento de términos.

Gracias a ello, pudo estar presente durante el juicio adelantado en la mañana de este jueves, en el que el juez determinó que, además existir duda razonable frente al delito de cohecho propio, tampoco se logró “demostrar que no realizó control político. Por consiguiente, esta incertidumbre terminó en una absolución”.

Lo anterior, teniendo en cuenta que los testimonios del exsecretario Zambrano y el contratista de las ambulancias, Federico Gaviria, resultaron ser contradictorios, al punto en que ni siquiera coinciden las versiones de los montos de dinero entregados a Mejía. De igual forma, determinó que los testigos fallaron en proporcionar evidencia que pudiera probar las acciones de las que el excabildante era acusado.

Paralelamente, el juzgado determinó que la Fiscalía no pudo demostrar que el exconcejal estaba enterado de las irregularidades en el proceso de contratación de dichos vehículos; y señaló que la entidad tampoco pudo demostrar que Mejía no cumplió con sus funciones como concejal de la capital colombiana, o que fungía como actor dentro del proceso de contratación entre Gaviria y la administración distrital.

Como agravante, el abogado de Mejía, Juan Sebastián Fajardo, demostró que el único testigo en contra del exconcejal, Zambrano, se habría valido de la figura de colaborador para conseguir beneficios judiciales, a cambio de alimentar a la Fiscalía con información engañosa sobre el actuar del hoy exfuncionario absuelto.

En ese sentido, y a pesar del recurso de apelación que ya anunciaron la Fiscalía, la Secretaría Distrital de Salud y la Contraloría, el juez también ordenó abrirles investigación tanto a Zambrano como al contratista Gaviria por falso testimonio, a la par que le levantó el resto de medidas punitivas a Mejía, quien había fungido como concejal desde 1998, en incluso prestó servicio como presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la ciudad.

SEGUIR LEYENDO: