Investigadoras colombianas entre las primeras astrónomas en usar el nuevo telescopio espacial de la NASA

El telescopio espacial James Webb será lanzado a millones de kilómetros de la Tierra y tendrá la capacidad de detectar cualquier galaxia en el universo y de observar los lugares de formación de estrellas y planetas.

Investigadoras colombianas serán las primeras astrónomas en usar el nuevo telescopio espacial de la NASANASA/CHRIS GUNN
Investigadoras colombianas serán las primeras astrónomas en usar el nuevo telescopio espacial de la NASANASA/CHRIS GUNN

Dos investigadoras colombianas harán parte del desarrollo más importante a nivel mundial de la investigación espacial del presente siglo. Se trata del acceso temprano y exclusivo a un conjunto de datos importantes y representativos recogidos por el Telescopio Espacial James Webb (JWST), un observatorio espacial desarrollado con la colaboración de 17 países y que actualmente está siendo construido y operado conjuntamente por la NASA.

Los datos de este telescopio servirán para desarrollar investigaciones fundamentales en el avance de la ciencia, por lo cual se abrió una gran convocatoria para que astronomos de todo el mundo pudieran obtener tiempo de observación.

Se presentaron más de 1000 propuestas de las cuales fueron aprobadas menos del 30% entre las que se encuentran las lideradas por las investigadoras colombianas Sofía Rojas Ruiz, doctoranda en astronomía del Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg Alemania, quien presentó un proyecto para confirmar y estudiar unas de las galaxias más lejanas en el universo,

Junto a María Claudia Ramírez Tannus, investigadora postdoctoral del mismo Instituto en Alemania con una propuesta para estudiar discos proto-planetarios en regiones de formación de estrellas masivas.

Cabe recordar que desde hace más de 30 años la NASA, con el apoyo posterior de las agencias espaciales de la Unión Europea y Canadá, vienen trabajando en el desarrollo de este gran proyecto, el Telescopio Espacial James Webb, con el fin de superar los alcances que ha reportado la misión del Telescopio Espacial Hubble, sobrepasando su tecnología para ver más profundo en el Universo, como una contribución fundamental a la investigación del espacio.

El Telescopio Espacial James Webb, con un espejo de 6.5 metros, está programado para lanzarse al espacio en octubre de este año y ubicarse en una órbita estable alrededor del sol a 1.5 millones de kilómetros de la tierra, desde donde podrá recoger imágenes e información nunca antes reportada del Universo, ofreciendo una resolución y sensibilidad sin precedentes que permitirá una amplia gama de investigaciones en los campos de la astronomía y la cosmología.

17/12/2020 Para ayudar a garantizar el éxito, los técnicos inspeccionan cuidadosamente el parasol del telescopio espacial James Webb antes de que comience la prueba de despliegue.
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
NASA/CHRIS GUNN
17/12/2020 Para ayudar a garantizar el éxito, los técnicos inspeccionan cuidadosamente el parasol del telescopio espacial James Webb antes de que comience la prueba de despliegue. POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA/CHRIS GUNN

Telescopio Espacial James Webb:

El Telescopio Espacial James Webb de la NASA, cuyo lanzamiento está previsto para octubre, ha completado sus pruebas finales de rendimiento funcional. Los equipos de prueba confirmaron que la electrónica interna del observatorio funciona según lo previsto, y que la nave espacial y sus cuatro instrumentos científicos pueden enviar y recibir datos correctamente a través de la misma red que utilizarán en el espacio.

Estas pruebas se conocen como la prueba integral de sistemas, que se llevó a cabo en instalaciones de Northrop Grumman en California, y la prueba del segmento terrestre, que se llevó a cabo en colaboración con el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (STScI), en Maryland. Antes de la prueba del entorno de lanzamiento, los técnicos realizaron un escaneo completo conocido como prueba integral de sistemas.

Esta evaluación estableció una línea de base del desempeño funcional eléctrico de todo el observatorio y de todos los componentes que trabajan juntos para formar el telescopio de ciencia espacial más importante del mundo.Una vez que concluyeron las pruebas ambientales, los técnicos e ingenieros avanzaron para ejecutar otra prueba integral de sistemas y compararon los datos entre los dos. Después de examinar a fondo los datos, el equipo confirmó que el observatorio sobrevivirá tanto mecánica como electrónicamente a la dureza de lanzamiento, informa la NASA.

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR