Estas tres zonas de Colombia reportan la mayor cifra de excombatientes mujeres involucradas en procesos de reincorporación

Bogotá es uno de los lugares donde se concentra el mayor número de esta población. Además, se reportan avances significativos de las mujeres en la transición a la vida civil.

Karen Maryori Salamanca, excombatiente de FARC, recibe certificado de participación en el proyecto. Foto por: Héctor Latorre/UNVMC
Karen Maryori Salamanca, excombatiente de FARC, recibe certificado de participación en el proyecto. Foto por: Héctor Latorre/UNVMC

De los más de 13.000 excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), al menos el 30 por ciento son mujeres, según revela la la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). De este grupo, conformado exactamente por 4.328 mujeres, la mayoría de ellas adelantan su transición a la vida civil en tres zonas del país: Meta, Antioquia y Bogotá.

Este último territorio es uno de los que causa sorpresa en una parte de la sociedad, que cree que los excombatientes solo habitan en zonas netamente rurales. De hecho, en la capital colombiana 337 mujeres excombatientes están adelantando sus procesos de reincorporación y reintegración. Dentro de este grupo, la ARN destaca que varias han alcanzado logros importantes que dejan en evidencia la importancia de acompañar a los exguerrilleros en su transición para construir la “paz estable y duradera” propuesta en el Acuerdo Final de Paz.

Uno de los ejemplos es Doris Suárez Guzmán, quién hizo parte, desde que tenía aproximadamente 14 años, del Bloque José María Córdoba de las Farc, que operaba principalmente en Medellín (Antioquia). Después de años militando en el grupo subversivo, fue capturada por la Policía Nacional en 2003, y cumplió condena hasta que se firmó el Acuerdo Final de Paz.

Al salir de la cárcel, Suárez se estableció en Bogotá y, en medio de su transito a la vida civil, creó un emprendimiento que ha logrado destacar en la capital colombiana. Se trata de ‘La Trocha’, un negocio de cerveza artesanal que produce la bebida tipo Ale Porter de 5,5 grados de alcohol

“Gracias a los proyectos productivos que venimos jalonando estamos construyendo empresas con ingresos sostenibles, nuestro proyecto es sobre cerveza artesanal uno de los proyectos productivos con éxito”, asegura Doris Suárez a la emisora La F.M.

Este proyecto no solo beneficia a la mencionada excombatiente, sino que también contribuye al crecimiento económico y la independencia financiera de otras excombatientes mujeres vinculadas al emprendimiento.

Así mismo, de ‘La Trocha’ se destaca que es un negocio que ayuda a que otros excombaientes de todo el país puedan continuar estudiando. A través de las redes sociales del emprendimiento, se ha hecho publico en varias oportunidades que una parte del dinero de las ventas de la cerveza, que es comercializada en bares y a domicilio, son utilizados para financiar la formación técnica y universitaria de quienes se acogieron al Acuerdo Final de Paz.

Así como esta iniciativa liderada por Doris, hay muchos más casos en Bogotá, y en el resto del país, de mujeres que pretenden superar la época de militancia en grupos al margen de la ley y construir una vida digna en paz, libre de violencia.

La ARN detalla que del total de mujeres excombatientes que están haciendo su transición a la vida civil, 3.272 se encuentran en los procesos de reincorporación y 1.056 en reintegración. La diferencia entre ambos es que, en el primero, quienes dejaron las armas están en una etapa de transición más avanzada, en la que tienen acceso a oportunidades, incluso en la vida política, mientras que en la segunda, apenas adquieren la condición civil y pueden obtener empleo e ingresos sostenibles.

La agencia también destaca que el 100 por ciento de los proyectos productivos colectivos aprobados por el Gobierno cuentan con enfoque de género en su formulación. Además, dentro de estos, el 89 por ciento de las mujeres recibe un pago mensual equivalente al 90 por ciento del salario mínimo legal vigente, por lo que la ARN ha facilitado la bancarización de al menos el 94 por ciento de ellas.

SEGUIR LEYENDO: