Camilo Ospina presentó su carta de renuncia a la presidencia de Asobares Colombia

Fueron 15 años los que Camilo Ospina permaneció en la asociación de bares y discotecas. Lo reemplazará el actual director jurídico de Asobares, David Ricardo Contreras.

Desde España, Camilo Ospina se desempeñará como vicepresidente de la International Nightlife Association para Latinoamérica. Foto: Asobares
Desde España, Camilo Ospina se desempeñará como vicepresidente de la International Nightlife Association para Latinoamérica. Foto: Asobares

Este 11 de marzo, durante la asamblea extraordinaria de la Asociación de Bares de Colombia (Asobares), su presidente, Camilo Ospina Guzmán, presentó renuncia ante la junta directiva y los representantes de la agremiación.

El retiro se debe a razones personales: Camilo Ospina se trasladará a España, donde residirá de manera permanente. Desde allí seguirá apoyando a este sector de la economía, pero no como presidente de Asobares, sino como vicepresidente de la International Nightlife Association para Latinoamérica.

Como director de Asobares, Camilo Ospina representó a alrededor de 2.500 bares y discotecas en el país; y ahora, quien asumirá el cargo es el actual director jurídico de la asociación, con trece años de experiencia en ella, David Ricardo Contreras. Entretanto, Adriana Plata Santiesteban seguirá desempeñándose como directora ejecutiva nacional.

Durante el anuncio de su salida, Ospina agradeció “a cada uno de los presidentes de los capítulos y empresarios que han creído en Asobares Colombia, en su trabajo serio y profesional, en los principios y valores que representamos”. Sus reconocimientos también estuvieron dirigidos a “cada funcionario e Institución con los que debatimos y construimos”.

De su gestión, sobresale recientemente la elaboración colectiva del “Plan de Apertura Gradual” de bares y discotecas durante la pandemia, razón por la cual desde septiembre de 2020 este sector de la economía comenzó a reactivarse (Colombia estuvo en aislamiento selectivo obligatorio desde finales de marzo hasta el último día de agosto). También respaldó la apuesta por espacios libres de humo, la reciente Ley de Turismo y el más reciente Código Nacional de Policía

“Trabajar en Asobares Colombia, representar a sus empresarios afiliados en el país, abrir el camino organizacional e institucional para la industria nocturna, ser el referente del sector y una fuente confiable para los medios de comunicación, ha sido el mayor orgullo de mi vida profesional”, agregó Camilo Ospina.

<b>Asobares lanza S.O.S. por perdida de 60.000 empleos en el sector</b>

El pasado 10 de marzo, mediante un comunicado de prensa, Asobares solicitó a la alcaldesa Claudia López la reapertura de bares y discotecas, pues “un año después del cierre voluntario y siete meses después de la autorización por parte del Gobierno nacional para iniciar los pilotos de bares en el país, Bogotá es la única ciudad capital que no los ha implementado”.

“En más de 700 municipios y ciudades de Colombia se encuentran activos los pilotos para bares en el país, piloto que la administración de Bogotá, en cabeza de la alcaldesa (…) continuamente ha negado su activación”, manifestaron en la misiva.

Imagen de archivo. Varias personas integrantes de la industria del entretenimiento, realizan un plantón hoy en una calle de Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.
Imagen de archivo. Varias personas integrantes de la industria del entretenimiento, realizan un plantón hoy en una calle de Medellín (Colombia). EFE/Luis Eduardo Noriega A.

Según Asobares, por la crisis que se ha desatado en ese gremio a causa de los cierres de estos establecimientos, se han perdido 60.000 empleos: “Esta coyuntura que afecta de manera general al sector, impacta la operación de 8.000 establecimientos y el trabajo de más de 60.000 personas, 58 por ciento de ellas son mujeres”.

Indicaron además que, desde septiembre del año pasado se implementó el piloto de funcionamiento en restaurantes y gastrobares en la ciudad, tras presentar la propuesta a la Alcaldía Mayor y a sus respectivas secretarías, con las que se fortaleció la oferta de acuerdo con la reglamentación vigente en ese momento.

“El piloto de bares se debió iniciar en el mes de octubre con la gradualidad presentada para que los establecimientos con venta solo de licor, pudieran operar bajo protocolo de la resolución 1.569 del Ministerio de Salud, cosa que no pasó y (por lo) que (…), nuestro sector y empleo han sido los de mayor impacto en el país”, señalaron.

En el documento, Asobares también señaló que el segundo pico de contagios en la ciudad, que se vivió a finales de diciembre y a lo largo de enero, no fue producto de la afluencia de público a esos establecimientos.

SEGUIR LEYENDO: