Sala de Justicia y Paz niega petición de Mancuso para convalidar tiempo de cárcel en Colombia

El exjefe paramilitar, que está a la espera de una posible extradición a Colombia, presentó una solicitud para acogerse a la JEP, proceso que tendría frenado un caso de lavado de activos que lleva la Fiscalía.

Salvatore Mancuso, ex jefe máximo del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia. EFE/Luis Benavides/Archivo
Salvatore Mancuso, ex jefe máximo del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia. EFE/Luis Benavides/Archivo

El exlider paramilitar Salvatore Mancuso permanece en una cárcel de Estados Unidos a la espera de que su situación de extradición se concrete. En el país norteamericano, Mancuso pagó una pena de 12 años de prisión por el delito de narcotráfico que originalmente le costaría 15 años, pero que por orden de una juez se rebajó. Ahora debe volver a Colombia a pagar sus crímenes, que se enmarcan en el proceso de Justicia y Paz del gobierno Uribe con los paramilitares, lo que le daría ocho años de condena, pero su defensa pide que le sustituyan por otra medida que no implique ni cárcel ni prisión domiciliaria, como lo conoció El Tiempo.

Por ahora, el excomandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) está a la espera de saber si es enviado a Italia (por un pedido de extradición) o a Colombia, por eso tuvo una audiencia este viernes en la cual, según el diario El Tiempo, se habló de la propuesta de la defensa, a cargo del abogado Jaime Paeres, pero esta fue rechazada por el magistrado Manuel Bernal Parra de la Sala de Justicia y Paz.

El diario conoció que en dicha audiencia, Paeres explicó que con los 12 años que su cliente pagó en Estados Unidos y que, por tanto, superan la condena de Justicia y Paz en Colombia, debería convalidarse el tiempo. El lío jurídico es que Mancuso también tiene un caso por lavado de activos en el que estaría involucrado y que se habría dado después de acogerse a Justicia y Paz y desmovilizarse, por lo que este proceso lo lleva la justicia ordinaria: la Fiscalía General de la Nación.

Sin embargo, este caso se encuentra suspendido mientras la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) resuelve la solicitud de Mancuso de acogerse a este tribunal y la Fiscalía dice que por tratarse de un delito cometido después de la desmovilización, es una causal directa para negarle la sustitución de medida de aseguramiento.

Por lo tanto el magistrado mantuvo en firma la decisión de negarle la petición a la defensa, así que en caso tal de que el excomandante paramilitar sea extraditado a Colombia, llegaría a una prisión. Por su parte la defensa presentó un recurso de apelación ante la Corte Suprema de Justicia por la decisión.

La extradición de Mancuso tuvo un capítulo en la agenda nacional entre agosto y septiembre de 2020 cuando se conoció que en cuatro intentos por traer devuelta al exparamilitar al país, el Gobierno cometió varios errores, entre ellos, no haber enviado las solicitudes en inglés y el referirse a delitos como la comandancia de las Auc cuando esa figura de responsabilidad no existe en en la justicia estadounidense.

El pasado 11 de diciembre, Salvatore Mancuso aseguró que “en su mayoría, las desapariciones (forzadas) se realizaron por pedido del Estado colombiano”, esto se dio en el marco del encuentro ‘Reconocimiento de la verdad por el pueblo negro, afrocolombiano, palenquero y raizal’, convocado por la Comisión de la Verdad en el que algunos actores del conflicto, como el excomandante de las Auc, reconocieron su responsabilidad en acciones cometidas contra la población negra del país.

Mancuso confesó ante las víctimas del corregimiento de Mampuján, en el departamento de Bolívar, que las desapariciones forzadas cometidas por los grupos paramilitares se realizaron por petición del Estado colombiano para no incidir en las estadísticas de muertos que se llevaban, en este caso, en la región de los Montes de María.

“Las desapariciones fueron uno de los hechos que en su mayoría se extendió y se realizó por pedido del Estado colombiano, por las Fuerzas Militares y de Policía, para que no contaran los homicidios y los muertos y, así, no afectaran las estadísticas que ellos llevaban en la región”, aseveró el exjefe paramilitar.

Lea más





ÚLTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS