El aborto en Colombia podría ser debatido en audiencias públicas

La idea de quienes impulsan la propuesta es lograr que se tenga la mayor cantidad de opiniones respecto a la aprobación o prohibición de la interrupción del embarazo en cualquier circunstancia.

AME115. BOGOTÁ (COLOMBIA), 02/03/2020.- Personas a favor del aborto legal (abajo) se manifiestan este lunes frente a quienes están en contra (arriba), junto a la sede de la Corte Constitucional, que discute su despenalización total en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
AME115. BOGOTÁ (COLOMBIA), 02/03/2020.- Personas a favor del aborto legal (abajo) se manifiestan este lunes frente a quienes están en contra (arriba), junto a la sede de la Corte Constitucional, que discute su despenalización total en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

La propuesta para despenalizar el aborto por completo en Colombia sigue en debate, por lo cual el movimiento Causa Justa solicitó que sean públicas las audiencias para definir si se elimina o no el artículo 122 del Código Penal, que todavía sugiere que la interrupción del embarazo en el país es un delito, fuera de las condiciones que ya están exceptuadas por ley.

Ante la Corte Constitucional, la organización activista elevó una petición mediante la cual solicitaron que, a partir de enero del 2021, y mientras el tema siga en debate, las audiencias puedan ser seguidas por la opinión pública en tiempo real.

“Resulta indispensable que la Corte convoque a una audiencia pública frente al proceso constitucional de la referencia, pues, el asunto que se discute en la demanda amerita un análisis profundo y completo dada la vulneración a los derechos fundamentales de las mujeres, las niñas, y del personal de salud que trae consigo la criminalización parcial del aborto”, aseguró el movimiento ciudadano.

El objetivo de esta solicitud, según explicó la organización, es hacer de las audiencias un espacio democrático, en el que se escuchen las opiniones de quienes están en contra o a favor de la medida, que, hoy en día, está permitida solo en casos de abuso sexual, malformación del feto o cuando la vida de la madre está en riesgo. Según el movimiento, poner a disposición de la gente los debates permite que la “Corte pueda, también, obtener mayores insumos para adoptar una decisión acorde a la Constitución”.

Demonstrators and activists take part in a rally in support of legal and safe abortion during a march to mark the International Safe Abortion Day in Bogota, Colombia September 28, 2020. Placard reads "let's abort this violent homeland". REUTERS/Luisa Gonzalez
Demonstrators and activists take part in a rally in support of legal and safe abortion during a march to mark the International Safe Abortion Day in Bogota, Colombia September 28, 2020. Placard reads "let's abort this violent homeland". REUTERS/Luisa Gonzalez

Esta solicitud se da al mismo tiempo en el que la Corte Constitucional debe resolver una petición hecha por la abogada Natalia Bernal, quien está en contra del aborto, y quien alegó, el pasado 6 de diciembre que el magistrado, Antonio José Lizarazo no había tenido en cuenta sus argumentos de demandas anteriores respecto al aborto, lo que hizo que lo acusara de nulidad nulidad y recusaciones.

“Mi argumentación sobre un fraude intencionalmente cometido por el magistrado Antonio Lizarazo al resolver mi caso 13255 mediante sentencia C088 de 2020. Su intención clara es valerse de engaños para lograr su objetivo inicial de no pronunciarse de fondo sobre mi demanda”, explicó la abogada.

Según Bernal, el magistrado había violado el debido proceso en el estudio de su demanda que esperaba prohibir de manera definitiva, y bajo circunstancias diferentes a las permitidas, el aborto en Colombia.

Bernal es una de las mayores defensoras de la respuesta negativa del aborto en Colombia, y ahora tiene el proceso congelado debido a su demanda. Según le dijo al portal ACI Prensa, la abogada ha demandado en varias ocasiones la medida de intentar despenalizar el aborto para, “lograr la igualdad de derechos entre niños por nacer y niños después del nacimiento y la prohibición del aborto provocado en servicios colombianos de salud”.

Según ella, el aborto es una medida peligrosa para la vida de la madre e injusta para el bebé, “hay bebés que sobreviven con discapacidades como parálisis cerebral (...) hay mujeres que por abortar pueden sufrir de partos prematuros posteriores y pérdidas de los bebés después de los abortos previos”, agregó en esa misma entrevista.