ONU envía fuerte mensaje al Gobierno tras amenaza de muerte de un líder social

“Condenamos amenazas contra el Adriel Ruiz, defensor de DDHH en Buenaventura”, señaló la ONU en su cuenta de Twitter,

En la reunión trimestral del máximo órgano legislativo de Naciones Unidas para discutir la evolución de los acuerdos de paz, Ruiz recordó el llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, para que todas las partes "aprovechen las herramientas del Acuerdo para atender los desafíos asociados a la recuperación". EFE/Archivo
En la reunión trimestral del máximo órgano legislativo de Naciones Unidas para discutir la evolución de los acuerdos de paz, Ruiz recordó el llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, para que todas las partes "aprovechen las herramientas del Acuerdo para atender los desafíos asociados a la recuperación". EFE/Archivo

La Organización de Naciones Unidas en Colombia condenó las amenazas contra Adriel Ruiz, defensor de derechos humanos de Buenaventura. El pronunciamiento se hizo por twitter a través de la Alta Comisionada, Juliette de Rivero.

Condenamos amenazas contra el Adriel Ruiz, defensor de #DDHH, en #Buenaventura. Adriel es parte del proceso que llevamos con organizaciones sociales y familiares víctimas de desaparición forzada y es coordinador de la Mesa de acceso a la justicia del Paro Cívico”, escribió la ONU en su cuenta de Twitter.

Lea: Ideam lanzó aviso de huracán en la isla de providencia

Así mismo instaron al Gobierno y a las autoridades a tomar medidas urgentes para garantizar la vida, integridad y seguridad del defensor Adriel Ruiz, su familia y otros defensores de DDHH amenazados en Buenaventura.

“Nos preocupa la situación en Buenaventura por el incremento de las amenazas a los y las defensoras de DDHH, en particular a los integrantes del comité del paro cívico”, añadió la ONU.

ONU condenó masacres y asesinatos de líderes sociales y exguerrilleros en Colombia

El pasado 20 de octubre, se conoció que los miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) condenaron enérgicamente las masacres y asesinatos en contra de los líderes sociales y excombatientes de las Farc en Colombia.

También, de acuerdo con la FM, se mostraron sumamente preocupados por el aumento de la violencia armada en todo el país, incluso durante la pandemia del Coronavirus. También llamó la atención a los miembros de la ONU el recrudecimiento de las intimidaciones, los ataques, el desplazamiento forzado y confinamiento armado en contra de las comunidades indígenas.

Del total de asesinatos confirmados, ocho están en el convulso departamento del Cauca, siete en Norte de Santander, cinco en Putumayo, cuatro en el Valle del Cauca y cuatro en Huila. El resto ocurrieron en otras regiones. EFE/Ernesto Guzmán/Archivo
Del total de asesinatos confirmados, ocho están en el convulso departamento del Cauca, siete en Norte de Santander, cinco en Putumayo, cuatro en el Valle del Cauca y cuatro en Huila. El resto ocurrieron en otras regiones. EFE/Ernesto Guzmán/Archivo

“Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron su profunda preocupación por las persistentes amenazas, ataques y asesinatos contra líderes comunitarios y sociales, incluyendo mujeres lideresas y líderes y lideresas de las comunidades indígenas y afrocolombianas, así como contra exmiembros de las FARC-EP que dejaron las armas en el marco del proceso de paz”, señala el pronunciamiento.

Los miembros de la ONU condenaron “enérgicamente los múltiples asesinatos ocurridos en los últimos meses, incluyendo de jóvenes y menores de edad” y expresaron que este tipo de violencia se está registrando “en zonas con escasa presencia del Estado y disputas entre grupos armados ilegales y organizaciones criminales”.

Lea: Revelan más detalles del asesino en serie colombiano capturado en Chile: sus víctimas podrían ser más de 15

La ONU llamó a implementar de manera urgente un plan de acción del Programa Integral de Garantías para Mujeres Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos. Pidieron, además, que los responsables por estas muertes sean judicializados y que la Defensoría del Pueblo y la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía General adelanten las medidas “necesarias de protección de los líderes, exguerrilleros y comunidades que están en riesgo”.