“La fuerza pública no mata niños”: Carlos Holmes Trujillo sobre la presencia de menores de edad en el operativo contra Uriel

Una niña, presumiblemente de 10 años, que presenció la operación, al parecer sería la hija del dirigente del ELN. Se denunció que en el operativo había también un menor de 6 años.

(AFP)
(AFP)

A la Fundación de Paz y Reconciliación llegaron las denuncias de madres de familia que alertaron que, en el operativo en el que fue abatido Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, había dos niños.

Andrea Aldana, investigadora de la Fundación, dio detalles de los niños a través de su cuenta de Twitter, “#Atención. Durante el operativo en el que murió el comandante del ELN conocido como ‘Uriel’, había una niña de 10 años y un niño de 6 años que, al parecer, visitaban a un familiar dentro del grupo. La niña se llama Tamara y el niño Yeimar, no se sabe nada de ellos”.

La niña de 10 años, Tamara, supuestamente, sería la hija de Andrés Felipe Vanegas, alias ‘Uriel’ , el tercero al mando en el frente de guerra occidental del ELN, abatido el pasado 25 de octubre por Fuerzas Especiales del comando de las Fuerzas Militares (CCOES-Comando Conjunto de Operaciones Especiales).

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, fue el primero en denunciar los hechos por medio de su cuenta de Twitter, Ávila reveló que había recibido llamadas de las madres de los menores alertando sobre la situación.

La incertidumbre por el bienestar de los niños aumentaba en redes sociales. Aldana trinó que hacían la información pública en Twitter a petición de los familiares de los niños, de los que todavía no se tenía información.

Algunos habitantes de la vereda Barrancocito en el municipio de Nóvita, Chocó, donde murió Uriel, aseguraron que unos integrantes del ELN habían sacado a los niños del combate y los habían puesto a salvo.

“Ya aparecieron los niños. Que están en una casita del Chocó. Que un muchacho de ellos (ELN) los sacó en medio del combate y los reubicaron en una casa por ahí cerca al río”, explicó un habitante de la zona, en un testimonio revelado por RCN Radio.

Esta misma fuente, dejó saber que la niña, quien supuestamente sería la hija de alias “Uriel”, estaba “muy asustada y casi en shock” luego del combate. Aunque todavía no se confirma el parentesco de la niña con alias ‘Uriel’, la presencia de niños en el lugar del operativo ha sido cuestionada por la opinión pública.

En rueda de prensa ofrecida en la mañana de este lunes 26 de octubre, Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, explicó que era falso que hubiera fallecido un menor de 2 años de edad, como se había rumorado, y que las fuerzas armadas están en el deber de cumplir órdenes.

“¿Se pueden hacer operaciones militares cuando hay menores?, sí, se pueden hacer”, resaltó Trujillo en defensa de los hombres que hicieron parte del operativo contra Uriel.

“Se pueden hacer, cumpliendo debidamente todos los principios de conducción de las hostilidades; es decir, respetando el principio de humanidad, el principio de necesidad militar, el principio de distinción y el principio de proporcionalidad”, añadió el ministro.

Según Holmes Trujillo, quien viola el Derecho Internacional Humanitario (DIH) no es la autoridad que llega a intervenir una zona, sino quien tiene a los niños en el campamento, pues lo ponen en riesgo de un “daño incidental en virtud del desarrollo de las operaciones militares”.

Las operaciones realizadas por el ejército, como explicó el minDefensa se realizan bajo los cánones del DIH y, que por lo mismo, deben ser respetadas, “estamos hablando de una fuerza pública que cumple con su poder, que cumple con los principios del DIH (...) es de inmensa gravedad lanzar mensajes subliminales o directos que confundan a la opinión pública. La fuerza pública no mata niños, la fuerza pública defiende a los colombianos, crea condiciones de seguridad”, concluyó el funcionario.

“Ha caído una de las figuras más visibles de esa organización terrorista (ELN), un delincuente que usaba la redes para hacer apología del delito (...) Cayó un criminal peligroso, responsable de delitos como secuestro, asesinato de líderes sociales, hostigamiento a poblaciones, asesinato de soldados y policías y estimular el reclutamiento de menores al ELN”, comentó el presidente Iván Duque tras el operativo en el que murió ‘Uriel’.

Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel, falleció tras ser atacado en la mañana del 25 de octubre en una operación de asalto aéreo y terrestre de las Fuerzas Militares. El operativo se hizo gracias a la colaoración de la población, luego de que el Gobierno nacional ofreciera $500 millones de recompensa por información que ayudara a encontrar, entre otros delincuentes, al comandante guerrillero.