Senado pide al presidente Iván Duque proteger el Páramo de Santurbán

El proyecto minero que se tiene planeado en esta importante zona ecológica, podría afectar el agua de la región, aseguran estudios realizados por la Alcaldía de Bucaramanga.


Páramo de Santurbán. Fotografía cortesía de la Gobernación de Bucaramanga.
Páramo de Santurbán. Fotografía cortesía de la Gobernación de Bucaramanga.

En la noche del pasado martes 6 de octubre, durante el debate de control político en el Senado sobre la protección del páramo de Santurbán, se discutió la proposición para que el Gobierno de Colombia prohíba la actividad minera en los diferentes páramos de Colombia y en los ecosistemas cercanos a estos.

El Tiempo recoge que la moción fue aprobada con 86 votos a favor y cero en contra, enviando así un mensaje claro al gobierno del presidente Iván Duque sobre la protección de páramos y ecosistemas de alta montaña donde se tiene proyectados aspiraciones mineras de la empresa Minesa, exactamente en el bosque altoandino del páramo de Santurbán

La proposición fue encabezada por los senadores Alexander López del Polo Democrático Alternativo, Angélica Lozano, del Partido Verde y Guillermo García Realpe de los liberales; quienes decidieron llevar a cabo esta propuesta debido al proyecto de minería a gran escala que se pretende adelantar en el municipio Soto Norte, Santander, en inmediaciones del páramo de Santurbán.

El proyecto de minería tiene en este momento el proceso de licencia ambiental archivado, porque, según Rodrígo Suárez, director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), falta información importante para empezar las excavaciones.

“Solicitamos al Gobierno de Iván Duque prohibir la megaminería o cualquier actividad extractivista en los 37 páramos ubicados en el territorio nacional o en colindancia con estos y, en consecuencia, abstenerse de adelantar cualquier actividad de mega minería en el páramo de Santurbán y sus ecosistemas circunvecinos que ponga en riesgo su biodiversidad, así como también, abstenerse de otorgar licencias de explotación minera a personas jurídicas de carácter privado que alteren, afecten, degraden, contaminen o destruyan la biodiversidad y los cuerpos hídricos originados en los páramos”, se lee en la propuesta, que fue apoyada por miembros del partido de Gobierno, Centro Democrático.

Otra de las solicitudes que se hace es que se niegue definitivamente la licencia a la empresa Minesa, pues la compañía podría llegar a iniciar el proceso para obtener una nueva licencia, siempre y cuando cumplan los parámetros para la explotación y búsqueda de oro.

Por su parte, el Comité del Agua por Santurbán aseguró que esta proposición difiere de la Ley de Páramos, pues incluye los ecosistemas circundantes, lo que permitiría hablar de la integridad de la montaña. Sostuvieron, además, que este es un mensaje directo para los demás proyectos de minería que se tienen planeado en distintas partes del territorio colombiano, como el de Quebradona en Jericó, Antioquia.

Además, la Alcaldía de Bucaramanga, el Acueducto Metropolitano y el Área Metropolitana presentaron un informe a la empresa interesada en la extracción de minerales preciosos en la región, asegurando que existe una conexión entre las aguas afectadas por el proyecto minero y las que abastecen a los bumangueses.

Por parte de Minesa, ellos argumentan que “el proyecto está a 2.600 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) y desciende hasta los 2.200 m.s.n.m., fuera del área protegida del páramo de Santurbán, que según la Resolución 2090 de 2014 del Ministerio de Ambiente, está entre los 3.100 y 2.800 m.s.n.m”. Esto quiere decir, que está fuera de la delimitación actual del páramo. Sin embargo, el argumento de quienes están en contra es que se haría en ecosistemas igual de importantes que se conectan, algo que concuerda con la decisión tomada por el Senado de la República.

“Falso positivo ambiental”

La plenaria que duró más de ocho horas, se caracterizó por un Congreso a favor de los recursos hídricos del páramo, así como también por la declaración del Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, quien dijo que el proyecto Soto Norte, que la multinacional Minesa, planea realizar en cercanías al páramo es un “falso positivo ambiental”.

“Lo que realmente hay es un falso positivo ambiental donde nos dicen que archivan la licencia y eso no es así. Cuando uno revisa, lo que hay es una serie de observaciones pero había todos los elementos para negar definitivamente la licencia. Acá lo que tenemos es que tomar decisiones serias”, señaló el alcalde en su intervención.

El alcalde de Bucaramanga en su intervención en la plenaria del Senado.
El alcalde de Bucaramanga en su intervención en la plenaria del Senado.

Sus declaraciones no fueron bien recibidas por el director de la ANLA, quien afirmó que la decisión de archivar el Proyecto Soto, se tomó bajo el concepto del equipo técnico de la entidad."Con el respeto que me merece no puedo permitir que esto se llame un falso positivo ambiental.

Aquí hemos tomado una decisión a la luz del marco normativo exigente que hoy nos permite actuar", respondió el director. El proceso que hasta ahora tiene en archivo el proyecto de licencia, se encuentra en una fase de notificación a las partes implicadas.

infobae-image

El Páramo de Santurbán está ubicado en el departamento de Norte de Santander y es un macizo montañoso que alberga fauna y flora importante para el ecosistema de la región y el país. Además, es una importante fuente hídrica para las ciudades cercanas.