La Selección Colombia Femenina no seguirá por decisión de la Federación Colombiana de Fútbol.  (Colprensa-Leonardo Castro)
La Selección Colombia Femenina no seguirá por decisión de la Federación Colombiana de Fútbol.  (Colprensa-Leonardo Castro)

Ante las denuncias de irregularidades de algunas futbolistas profesionales, la Federación Colombiana de Fútbol decidió acabar con la Selección femenina de mayores. Y, por si fuera poco, un dirigente de la entidad calificó de "afán de figuración y protagonismo inmerecido" las denuncias de acoso sexual y laboral realizadas por jugadoras de la categoría Sub-17. Las respuestas han causado un escándalo nacional.

En rueda de prensa, Álvaro González Alzate, el vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y presidente de la Difútbol, afirmó que los reclamos que hicieron públicos las futbolistas Isabella Echeverri y Melissa Ortíz sobre irregularidades dentro de la Selección Colombia fueron una retaliación porque se enteraron que la categoría mayor no seguirá en el país.

Las deportistas denunciaron falta de pagos, cobro por sus uniformes y por vuelos aéreos internacionales e, incluso, por acceder a un cupo en el seleccionado. Lo hicieron a través de un video publicado en sus redes sociales y señalan, directamente, al exdirector técnico del equipo, Felipe Taborda.

Isabella Echeverri y Melissa Ortíz fueron las jugadoras que hicieron públicas las denuncias en sus redes sociales.
Isabella Echeverri y Melissa Ortíz fueron las jugadoras que hicieron públicas las denuncias en sus redes sociales.

"Estos problemas vienen a reventar después de un año o dos porque me imagino que presienten que no vamos a seguir manejando a partir de la fecha, mientras no sea necesario ni ordenado por Fifa, selecciones femeninas de categoría mayores. (…) Vamos a dedicar toda nuestra atención a las selecciones sub-20, sub-17 y sub-15 porque queremos promocionar y proyectar a bien el futuro del fútbol femenino en Colombia", dijo González.

Fue este mismo directivo el que se refirió a las denuncias de dos jugadora de la Selección Sub-17 que acusan de acoso sexual y laboral al director técnico Dídier Luna, quien según González presentará una denuncia por difamación y calumnia.

"No creo que sea muy serio hacer denuncias públicas sobre supuestos hechos ocurridos, sin ningún documento probatorio y, precisamente, cuando no lo hicieron mediante escritos legales ante la Federación, entidad responsable de revisar y hacer los correctivos necesarios", dijo González al diario La Patria.

Álvaro González Alzate, segundo vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y presidente de la rama aficionada.
Álvaro González Alzate, segundo vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y presidente de la rama aficionada.

La semana pasada dos jugadoras de la Selección Sub-177 denunciaron ante la Fiscalía al DT Dídier Luna y al preparador físico Sigifredo Alonso por acoso sexual y laboral durante los entrenamientos previo al Suramericano de Argentina 2018. De hecho, el padre de una de las víctimas, John Cano, contó los hechos en La W.

"Me contó que se sobrepasaba; que se le metió a la habitación y trató de abusar de ella", dijo Cano sobre las acusaciones contra Alonso. Aseguró que su hija le comentó que en Argentina la ubicaron en un cuarto con acceso al del preparador, y que tras la denuncia "no fue llamada para ir al Mundial; solo estuvo en un microciclo más".

Los casos de acoso sexual y laboral se habrían presentadi durante durante la preparación para el Suramericano de Argentina.
Los casos de acoso sexual y laboral se habrían presentadi durante durante la preparación para el Suramericano de Argentina.

Por su parte, otras jugadoras, de forma anónima, contaron a La Liga del Silencio que Luna se sobrepasó con ellas en las concentraciones previas al Mundial de Uruguay, celebrado en noviembre de 2018. Una de las víctimas contó que le propuso tener relaciones con él y al negarse la sobrecargó de trabajo y le impedía participar en las reuniones.

Tras el escándalo, las jugadoras del equipo Sub-17 Nancy Acosta, Paola Sánchez, Allyson Ballesteros, Angie Castañeda y Karen Paez iniciaron una campaña en redes bajo el hashtag #PorTuBuenNombreDidierLuna para defender al entrenador, alegando que nunca se sintieron abusadas ni acosadas por Luna.


Ver esta publicación en Instagram

#PorTuBuenNombreDidierLuna

Una publicación compartida de Michell Lugo Torres🇨🇴 (@michell012) el

No obstante, las denuncias interpuestas ante las autoridades fueron respaldadas por la fisioterapeuta Yehimy Carolina Rozo Vela, exintegrante del cuerpo médico de la Selección Colombia Femenina de la categoría prejuvenil.

"Bajo una figura paternal, tenía afectuosidad con las jugadoras: intentaba besarlas, tocarles la cola, abrazarlas, tocarles la espalda. Les decía: 'soy como un papá para ustedes, así soy con mis hijas' (…) Las niñas pasaban en licra, en la recuperación de la piscina con hielo, y les tocaba la colita", dijo Rozo en La W.

Ante estas denuncias, el directivo de la Federación, Álvaro González Alzate, dijo que solo se trataba de un "afán desmedido de figuración y protagonismo inmerecido". E insinuó que la baja calidad del juego de las deportistas y las denuncias motivaron a tres empresas, dos nacionales y una extranjera, a terminar su patrocinio por la Liga Profesional Colombiana femenina.

Gabriel Carmargo, principal accionista del equipo de fútbol Deportes Tolima. (Foto @futbolred)
Gabriel Carmargo, principal accionista del equipo de fútbol Deportes Tolima. (Foto @futbolred)

"Un atleta profesional no se hace por decreto y mucho menos por política. Se llega al campo profesional por el suficiente y requerido desarrollo técnico-deportivo y la mejor capacidad económica. Con gran respeto, pienso y creo que en Colombia aún nos falta mucho de estos dos requisitos ineludibles para pensar en una Liga Profesional respetable", expresó González.

Además, González también dijo en el diario La Patria que estaba de acuerdo con la posición del accionista de Deportes Tolima, Gabriel Camargo, que en diciembre pasado dijo que el fútbol femenino era "un caldo de cultivo de lesbianismo" y que no era rentable.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: