Envigado Fútbol Club fue excluido de la lista Clinton, a la que entró en 2015 por nexos con la banda narcotraficante de la ‘Oficina’.
Envigado Fútbol Club fue excluido de la lista Clinton, a la que entró en 2015 por nexos con la banda narcotraficante de la ‘Oficina’.

Otros dos equipos de fútbol colombianos están siendo investigados por la DEA por presuntamente tener nexos con bandas criminales dedicadas al narcotráfico. La información se reveló luego de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunciara a través de un comunicado que el Envigado Fútbol Club había sido excluido de la lista Clinton, tras cumplir las exigencias de la Ofac.

Según estableció El Tiempo con fuentes federales de Estados Unidos, dos equipos de fútbol colombianos se encuentran dentro de una investigación por narcotráfico. Testimonios recogidos por la DEA confirmarían que uno de ellos estaría ligado con alias 'Mateo', cabecilla de la banda de la 'Oficina', por la que también fue implicado en 2014 el Envigado Fútbol Club.

El otro equipo bajo la lupa tendría conexiones con un viejo socio de la mafia de Medellín, cuyo hermano es empresario. Esta es la única información que se conoce al respecto, pues el proceso de investigación apenas está andando y la identificación de los clubes de fútbol podría entorpecerla, afirma el medio.

Por su parte, a través de un comunicado el Departamento del Tesoro de Estados Unidos confirmó la exclusión del Envigado Fútbol Club de la lista Clinton (Nacionales Especialmente Designados y Personas Bloqueadas) luego de haber cumplido los requisitos de la Oficina de Control de Activos en Extranjero de los Estados Unidos (Ofac), que lo tenía sometido a medida de control de supervisión desde 2015.

Por tres años el equipo 'naranja' fue señalado de ser integrante financiero de la 'Oficia', y relacionado con Gustavo Upegui, socio del extinto capo Pablo Escobar, quien fue el fundador y principal cabecilla del Cartel de Medellín. Por lo que se consideró que representaba un riesgo frente a su capacidad de cumplir con sus obligaciones, por la restricción de sus fuentes de financiación.

En su momento se determinó que Gustavo Upegui y su madre Margarita Gallego, entonces dueños mayoritarios del equipo, eran socios de la banda de la 'Oficina'. De hecho, su padre y esposo, respectivamente, fue asesinado en 2006 en una venganza interna de la organización narcotraficante.

Desde la fecha, la Ofac se aseguró de que la sociedad del Envigado Fútbol Club cumpliera con sus condiciones y así lo hizo. El club mejoró su situación económica e incrementó sus activos en 1.787.087 dólares, provenientes de la cantera de jugadores como el centrocampista colombiano del Bayern de Múnich, James Rodríguez, dice El Tiempo.

El equipo de fútbol quedó ahora en manos de sus abogados Horacio Luna y Luis Valero, que tienen el 45% del mismo, al sacar de la lista de accionistas a Margarita Gallego y a su hijo Juan Pablo Upegui. Además, el América de Cali también fue excluido de la lista Clinton por la implementación de nuevos mecanismos financieros que tuvieron el visto bueno de la Ofac.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: