Subvariante Ómicron BA.5: ya es predominante en España y aumentan los casos en América Latina

El Ministerio de Salud de España informó que la variante BA.5 es la más frecuente entre los pacientes con COVID-19. Cuál es la situación en México, Argentina, Colombia, Perú y Chile

La subvariante de Ómicron BA.5. ya pasó a ser la predominante en España. Han aumentado las hospitalizaciones/ EFE/ Fernando Villar
La subvariante de Ómicron BA.5. ya pasó a ser la predominante en España. Han aumentado las hospitalizaciones/ EFE/ Fernando Villar

La subvariante de Ómicron BA.5. ya pasó a ser la predominante en España. Está presente en la mayoría de los casos de personas que hoy se diagnostican con el COVID-19 en ese país europeo, y hay riesgo de que también ocurra lo mismo en países como la Argentina y Chile. En México esa subvariante ya está haciendo que suba la curva de casos de personas afectadas.

El Ministerio de Sanidad ha publicado el primer informe de esta semana con los datos actualizados de coronavirus. Las últimas noticias no parecen esperanzadores. La incidencia acumulada en los últimos 14 días en mayores de 60 años ya supera los 1.000 casos En el último resumen del 1 de julio, este dato era de 926,25.

Se trata de una subvariante de Ómicron, la variante de preocupación que fue identificada en noviembre del año pasado. Es la más contagiosa que los anteriores linajes de Ómicron. De acuerdo con el último informe de actualización de la situación de las variantes, Portugal fue el primer país en Europa en el que se detectó un aumento del linaje BA.5 que llegó a convertirse en el dominante en el mes de mayo coincidiendo con un aumento en la incidencia de casos de COVID-19. En cambio, en España ese reemplazo de BA.2 por BA.5 se ha producido por primera vez a mediados del mes de junio, según el documento del Ministerio de Sanidad.

Al igual que otro sublinaje (BA.4), BA.5 exhibe las cualidades de los artistas del escape. Son capaces de evadir algunos de los anticuerpos producidos tras haber recibido las vacunas o de haber tenido infecciones por coronavirus. Esto significa que incluso las personas que tuvieron las versiones de Ómicron BA.1 y BA.2 pueden volver a contagiarse con BA.4 ó BA.5. Esas características explican por qué estas subvariantes se han propagado más rápidamente que otras de la familia Ómicron. Pero todavía no hay muchas pruebas de que causen una enfermedad más grave.

Las subvariantes  BA.4 y BA.5 son capaces de evadir algunos de los anticuerpos producidos tras haber recibido las vacunas o de haber tenido infecciones por coronavirus/Archivo
Las subvariantes BA.4 y BA.5 son capaces de evadir algunos de los anticuerpos producidos tras haber recibido las vacunas o de haber tenido infecciones por coronavirus/Archivo

Ambas subvariantes se han detectado en todo el mundo, y han impulsado una oleada de casos en Sudáfrica en marzo pasado, a pesar de la amplia inmunidad preexistente al virus. La oleada no fue tan alta como las anteriores de Sudáfrica, y las muertes no aumentaron tan bruscamente. En junio, Sudáfrica derogó las normas que exigían el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados.

Las mutaciones de los linajes de la variante Ómicron del coronavirus “suponen un importante cambio antigénico, lo cual les otorga un mayor escape inmune”. Sin embargo, presentan un periodo de incubación del virus más corto. Esa circunstancia explica el incremento de los contagios de COVID-19 registrados en España las últimas semanas, que han elevado la incidencia acumulada por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes en el grupo de las personas mayores de sesenta años.

La ministra de Sanidad de España, Carolina Darias, pidió “prudencia” días atrás y recomendó volver a ponerse la mascarilla ante el aumento de casos de coronavirus que se está produciendo. También recomendó a la la población que vaya a aplicarse el refuerzo de dosis de vacuna contra el COVID-19 para conseguir más protección frente al avance de Ómicron BA.5.

“Hasta el momento no se han observado diferencias en la gravedad de los casos” para ninguna de las nuevas variantes de Ómicron en España, según la cartera de Sanidad. La expansión de las nuevos sublinajes de Ómicron han propiciado un aumento de las hospitalizaciones por su mayor escape inmune.

En México, hubo un aumento de casos de COVID-19 en las últimas nueve semanas por la propagación de las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron/Karina Hernández / Infobae
En México, hubo un aumento de casos de COVID-19 en las últimas nueve semanas por la propagación de las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron/Karina Hernández / Infobae

Según la información difundida por el Ministerio de Sanidad, los análisis aleatorios mediante PCR específica para los linajes BA.4 y BA.5 han detectado en la semana del 20 a 26 de junio (la última de la que se disponen datos oficiales) porcentajes que oscilan en las diferentes comunidades autónomas entre el 50% y el 89,7%. Esa misma semana, para el linaje BA.2, se encuentra entre el 8,9% y el 44%.

Las personas contagiadas con las nuevas versiones del coronavirus suelen presentar síntomas similares a los provocados por las anteriores variantes predominantes. En el caso de los vacunados, el contagio llega a transcurrir sin apenas efectos para la salud o reacciones leves como dolor de garganta, congestión nasal, tos seca y dolor muscular.

En México, hay también aumento de casos de COVID-19. El aumento progresivo de casos COVID observado en las últimas nueve semanas, se debe a la propagación de las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron, según confirmó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. “Hay noticias que no son agradables pero también hay alentadoras”, pues “lo que vemos es el comportamiento de la variante ómicron, principalmente de las variantes BA.4 y BA.5, por lo que se espera una enfermedad mayormente leve”, detalló.

En Chile, el Instituto de Salud Pública descubrió un caso de BA.4 la penúltima semana de abril y otros 104 casos entre la segunda semana de mayo y la primera de junio. En tanto, entre las dos últimas semanas de mayo y la primera de junio, se detectaron 14 contagios por BA.5.

También en Colombia, se registró un aumento de casos positivos con la subvariante BA.5, y el Instituto Nacional de Salud (INS) solicitó a la ciudadanía no bajar la guardia ante el coronavirus y reforzar las medidas de prevención, de lavado frecuente de manos y uso del tapabocas. En Perú, el médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS) Roger Araujo informó el 30% de los casos registrados en las últimas semanas corresponde a los nuevos linajes BA.4 y BA.5. Allí el uso de mascarillas volvió a ser obligatorio.

La aplicación de las dosis de refuerzos aumenta la protección contra subvariantes tan contagiosas/ FOTO NA: MARCELO CAPECEzzzz
La aplicación de las dosis de refuerzos aumenta la protección contra subvariantes tan contagiosas/ FOTO NA: MARCELO CAPECEzzzz

En la Argentina, las subvariantes Ómicron BA.4 y BA.5 ya se han confirmado en pacientes con COVID-19 que residen en 6 jurisdicciones: Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén, Mendoza y Córdoba, según el último reporte de Proyecto País, el consorcio público de vigilancia genómica del coronavirus que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Pero habría más que 6 jurisdicciones con esas subvariantes en Argentina: los casos aún están en estudio en el Instituto ANLIS/Malbrán, que también realiza vigilancia del genoma del coronavirus en el país, según dijo a Infobae la Directora Nacional de Epidemiologia e Información Estratégica del Ministerio de Salud de la Nación, Analía Rearte.

Si bien aún no son las subvariantes predominantes en la Argentina, existe la posibilidad de que pronto lo sean. “Un análisis preliminar nos indica que las subvariantes BA.4 y BA.5 estarían presentes en más del 2% de las muestras que se secuencian en todo el país. Desde fines de mayo, los casos confirmados de COVID-19 han estado bajando. Pero existe la probabilidad de que los casos aumenten por la presencia de las subvariantes BA.4 y BA.5″, advirtió Rearte.

Para la epidemióloga de la cartera de Salud, la doctora Rearte, la población debería acercarse para recibir los refuerzos ya que aumentan la protección contra la enfermedad grave y la mortalidad. “Hoy la prevención del COVID-19 debe pensarse junto con la protección contra otros virus respiratorios -afirmó Rearte-. Circula también el virus de la gripe, el sincicial que causa la bronquiolitis y el metapneumovirus, entre otros. Debe incluir la ventilación de las ventanas- al menos un 5% de apertura-, el uso de barbijos o mascarillas en ambientes interiores y no asistir a lugares de trabajo u otras reuniones si se tienen síntomas de enfermedad respiratoria. También es recomendable que la población vuelva a planificar los encuentros sociales para organizar ambientes seguros y reducir el riesgo de adquirir la infección COVID-19″.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR