Vacunas de refuerzo: por qué Anthony Fauci las considera necesarias en pacientes inmunodeprimidos

Si bien la OMS está pidiendo una moratoria de estas vacunas, argumentando que la prioridad actual deben ser los países pobres donde mucha gente ni siquiera ha recibido la primera dosis, el principal experto en enfermedades infecciosas de la administración de Joe Biden, considera cada vez más probable que las poblaciones vulnerables las necesiten

Los reguladores en el país deben aprobar completamente las vacunas contra el COVID-19 o modificar sus autorizaciones de uso de emergencia antes de que los funcionarios puedan recomendar inyecciones adicionales (Allison Zaucha)
Los reguladores en el país deben aprobar completamente las vacunas contra el COVID-19 o modificar sus autorizaciones de uso de emergencia antes de que los funcionarios puedan recomendar inyecciones adicionales (Allison Zaucha)

Los funcionarios de salud de la administración de Joe Biden consideran cada vez más probable que las poblaciones vulnerables necesitarán vacunas de refuerzo, incluso mientras se sigue investigando cuánto tiempo siguen siendo eficaces las vacunas contra el coronavirus.

“Estados Unidos está trabajando para ofrecer lo más rápido posible inyecciones de refuerzo contra el COVID-19 a los estadounidenses con sistemas inmunológicos comprometidos, a medida que los casos de coronavirus siguen aumentando”, dijo el jueves el principal experto en enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci.

El país norteamericano se uniría a Alemania, Francia e Israel al dar inyecciones de refuerzo, ignorando una petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de esperar hasta que más personas en todo el mundo puedan recibir su primera vacuna.

Los reguladores en el país deben aprobar completamente las vacunas contra el COVID-19 o modificar sus autorizaciones de uso de emergencia antes de que los funcionarios puedan recomendar inyecciones adicionales, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) trabajan para que las terceras dosis estén disponibles antes en ciertas circunstancias, dijeron funcionarios en una reunión en julio.

“Es extremadamente importante para nosotros avanzar para darles a esos individuos sus refuerzos y ahora estamos trabajando en eso”, sostuvo Fauci en una llamada con periodistas, y agregó que las personas inmunodeprimidas pueden no estar protegidas por sus vacunas existentes contra el COVID-19.

Fauci dijo que el aumento de casos en Estados Unidos como resultado de la propagación de la contagiosa variante Delta se puede revertir con vacunas adicionales (REUTERS)
Fauci dijo que el aumento de casos en Estados Unidos como resultado de la propagación de la contagiosa variante Delta se puede revertir con vacunas adicionales (REUTERS)

Fauci dijo que el aumento de casos en Estados Unidos como resultado de la propagación de la contagiosa variante Delta se puede revertir con vacunas adicionales.

Días atrás, un funcionario clave de los CDC dijo que la agencia está explorando opciones para dar a los pacientes con sistemas inmunes comprometidos terceras dosis incluso antes de que los reguladores amplíen la autorización de uso de emergencia para las vacunas contra el coronavirus. Los asesores están analizando estudios en busca de determinar rápidamente la conveniencia de una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 para proteger de forma más eficaz a los pacientes inmunodeprimidos, como es el caso de personas que han sido sometidas a trasplantes de órganos, y con diversas patologías que debilitan el sistema inmunológico.

En los primeros días de julio surgió un debate mundial sobre las dosis de refuerzo. La OMS y los grupos que defienden el derecho humano a la salud afirmaron que la atención debe seguir centrándose en administrar las primeras dosis a los más vulnerables del mundo. “La brecha mundial en el suministro de vacunas es enormemente desigual e inequitativa”, dijo el director general de OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS ha solicitado a los Estados miembros que sean “extremadamente cautos” y “no se vean tentados” a comenzar a administrar un tercer pinchazo, dado que esta medida no ayudará a equilibrar el reparto global de sueros. Pero en países desarrollados la aparición de nuevas variantes del coronavirus, especialmente Delta que ganó predominio desde abril pasado, y el desconocimiento de la duración de la protección de la vacuna han llevado a algunos científicos a investigar más la posibilidad de aplicar la dosis de refuerzo.

Pese a las recomendaciones de la OMS, países como Israel siguen adelante con su intención de reforzar la protección entre sus ciudadanos más vulnerables. Así lo confirmó Emilia Anis, jefa de la unidad epidemiológica del Ministerio de Sanidad del país. “Hay evidencia acumulada de que los pacientes con debilidad inmunológica no desarrollan una respuesta satisfactoria de anticuerpos después de dos dosis de la vacuna, y algunos de ellos pueden desarrollar anticuerpos tras una tercera dosis”, señaló.

Pese a las recomendaciones de la OMS, países como Israel siguen adelante con su intención de reforzar la protección entre sus ciudadanos más vulnerables (REUTERS)
Pese a las recomendaciones de la OMS, países como Israel siguen adelante con su intención de reforzar la protección entre sus ciudadanos más vulnerables (REUTERS)

El gobierno estadounidense ha estado impaciente por frenar la oposición de algunos ciudadanos por vacunarse mientras la variante Delta arrasa el país. Siete estados con las tasas de vacunación más bajas representan la mitad de los nuevos casos y hospitalizaciones del país por COVID-19 en la última semana, dijo el jueves la Casa Blanca.

Los casos de COVID-19 aumentaron alrededor de un 43% con frente a la semana previa y las muertes diarias aumentaron más de un 39%, según la directora de los CDC, Rochelle Walensky, quien también habló en la llamada.

Estados Unidos alcanzó un máximo de seis meses en nuevos casos de COVID-19 con más de 100.000 infecciones informadas el miércoles, según un recuento de Reuters.

Si bien Fauci no cree que Estados Unidos tenga que volver a encerrarse como el año pasado, advirtió en el programa “This Week” de la cadena ABC que “las cosas van a empeorar” a medida que la variante Delta siga extendiéndose. “Tenemos 100 millones de personas en este país que pueden vacunarse y que no lo están haciendo”, subrayó.

El experto argumentó que los no vacunados están afectando a otros porque están “permitiendo la propagación y la extensión del brote”, y contraatacó a los críticos que dicen que vacunarse o no es una decisión individual. Fauci dijo que los que deciden no vacunarse en realidad están afectando a los derechos de los estadounidenses especialmente propensos a la infección porque están “invadiendo sus derechos individuales” al “hacerlos vulnerables”.

SEGUIR LEYENDO: