Detectaron que el COVID-19 abunda en una especie común de ciervo de los Estados Unidos

El hallazgo, publicado en la revista científica Nature, revela que muchos venados de cola blanca, que habitan en céspedes y campos de golf de EE. UU., Tienen anticuerpos contra el SARS-CoV-2

Científicos descubrieron anticuerpos del virus SARS-CoV-2 en un gran número de ciervos de cola blanca, especie muy común en América del Norte (Getty Images)
Científicos descubrieron anticuerpos del virus SARS-CoV-2 en un gran número de ciervos de cola blanca, especie muy común en América del Norte (Getty Images)

Un tercio de los venados de cola blanca en el noreste de los Estados Unidos tiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2, una señal de que han sido infectados con el virus que causa la enfermedad COVID-19, alertó un documento científico publicado en la revista científica Nature.

Los hallazgos, revelados por un análisis de muestras recolectadas después de que comenzara la pandemia, representan la primera detección de exposición generalizada al virus en una población de animales salvajes, analizó Arinjay Banerjee, virólogo de la Universidad de Saskatchewan en Saskatoon, Canadá. Los resultados se informan en una preimpresión publicada en bioRxiv el 29 de julio. Aún no han sido revisados por pares.

El grupo investigador cree que la rápida exposición de una gran cantidad de animales al virus es preocupante, pero que se necesitan más estudios para evaluar si los ciervos pueden infectarse entre sí, y otras especies, en la naturaleza. “Es una observación intrigante, pero aún debe interpretarse con cautela”, vaticinó Aaron Irving, investigador de enfermedades infecciosas de la Universidad de Zhejiang en Haining, China.

Las preguntas cruciales que surgen son: “cómo se propaga el virus a los ciervos y si se propagará de los ciervos infectados a otros animales salvajes o al ganado doméstico como el ganado”, se cuestionó Linda Saif, viróloga de la Universidad Estatal de Ohio en Wooster.

El venado cola blanca, capasurí, ​ ciervo cola blanca, ciervo de Virginia, venado de Virginia o venado gris es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los cérvidos (Getty Images)
El venado cola blanca, capasurí, ​ ciervo cola blanca, ciervo de Virginia, venado de Virginia o venado gris es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los cérvidos (Getty Images)

El venado de al lado

El venado cola blanca ( Odocoileus virginianus ) abunda en América del Norte, especialmente cerca de los centros urbanos del este de Estados Unidos. Experimentos de laboratorio anteriores han demostrado que los ciervos pueden infectarse con el SARS-CoV-2 y transmitir el virus a otros ciervos. En la naturaleza, estos ciervos viven en manadas pequeñas, lo que significa que el virus podría propagarse de forma natural a partir de un animal infectado.

Los investigadores están preocupados por la aparición de nuevos “reservorios” animales, es decir, poblaciones de animales que albergan el SARS-CoV-2, como sucedió con los visones.

Un grupo de animales infectados podría proporcionar un refugio donde el virus podría evolucionar de manera que amenace la eficacia de la vacuna. Un reservorio también podría permitir que el virus se propague a otras especies y regrese a las personas, incluso después de que la pandemia desaparezca. Saif ha documentado otros coronavirus saltando entre especies. “Es posible que ahora se esté produciendo un derrame similar en la vida silvestre en todo el mundo”, alertó.

Los investigadores están preocupados por la aparición de nuevos “reservorios” animales (Getty Images)
Los investigadores están preocupados por la aparición de nuevos “reservorios” animales (Getty Images)

Para evaluar ese riesgo, Susan Shriner del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) en Fort Collins, Colorado, y sus colegas analizaron 385 muestras de sangre recolectadas como parte de las actividades regulares de vigilancia de la vida silvestre entre enero y marzo de 2021 en cuatro estados de EE. UU., Michigan, Pensilvania, Illinois y Nueva York. Descubrieron que un sorprendente 40% de las muestras contenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2, que se producen en respuesta a la infección. Ninguno de los ciervos encuestados mostró signos de enfermedad.

Las pruebas de los investigadores de muestras archivadas también revelaron anticuerpos en 3 muestras de principios de 2020, cuando el SARS-CoV-2 comenzaba a circular en los Estados Unidos. En total, un tercio de las muestras de 2020 y 2021 tenían anticuerpos contra el virus.

Dado el porcentaje de muestras en este estudio que tenían anticuerpos detectables, así como la gran cantidad de ciervos de cola blanca en los Estados Unidos y su contacto cercano con la gente, es probable que los ciervos de otros estados también hayan estado expuestos al virus “, detalló un portavoz del USDA.

Un 40% de las muestras contenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2, que se producen en respuesta a la infección (Getty Images)
Un 40% de las muestras contenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2, que se producen en respuesta a la infección (Getty Images)

Los datos sugieren fuertemente que esta especie de ciervo se infectó con SARS-CoV-2 en algún momento”, declaró Banerjee. Pero los investigadores no probaron los animales en busca de ARN viral, que sería necesario para establecer si son un reservorio animal.

Fuentes desconocidas

El verdadero misterio, según Banerjee, es cómo se expusieron los ciervos. Pudo haber sido por contacto con personas, otros animales o incluso aguas residuales contaminadas. “Si hay una fuente común de exposición para los ciervos, es probable que la misma fuente pueda exponer a otros animales”.

Los resultados enfatizan la importancia de estudiar a los ciervos, así como a sus depredadores y otros animales que tienen contacto cercano con los ciervos, para el SARS-CoV-2, concluyeron los investigadores.

SEGUIR LEYENDO: