Murió Paola Roldán, la mujer que logró despenalizar la eutanasia en Ecuador: estas fueron sus últimas palabras

Tenía 42 años y padecía Esclerosis Lateral Amiotrófica

Compartir
Compartir articulo
Paola Roldán en uno de sus viajes por el mundo antes de ser diagnosticada con ELA, la enfermedad que le causó un 95% de discapacidad. (Instagram/ Paola Roldán)
Paola Roldán en uno de sus viajes por el mundo antes de ser diagnosticada con ELA, la enfermedad que le causó un 95% de discapacidad. (Instagram/ Paola Roldán)

(Desde Quito, Ecuador) - A un mes de haber logrado que se declarara como constitucional en Ecuador la muerte asistida, Paola Roldán, la mujer que padecía esclerosis lateral amiotrófica (ELA) falleció al mediodía del lunes 11 de marzo. Según confirmaron sus abogados, la muerte de Roldán sucedió por causas naturales.

Un día antes de su muerte, en su cuenta de X (antes Twitter), Roldán compartió una reflexión sobre el Día de la Mujer y los homenajes que había recibido. En uno de los pasajes de su publicación indicó: “Mi mayor anhelo es dejarle a mi hijo un mundo más solidario, compasivo, amoroso y colaborativo. Siento que esta es la mejor manera de protegerlo, y lo seguiré intentando hasta mi último aliento”.

Desde hace tres meses, Paola impulsaba el proyecto ELA Ecuador, para acompañar a otros pacientes que padecen la misma enfermedad catastrófica. En X, Roldán pedía que le ayuden a contactar a las personas con ELA. A ella la enfermedad le provocó un 95% de discapacidad.

Paola Roldán (i); su esposo Nicolás Suárez (c) y el experto en Derecho Constitucional, Ramiro Ávila (d), durante una comparecencia telemática ante la Corte Constitucional, en Quito (Ecuador). (EFE/Archivo Personal Familia Roldan)
Paola Roldán (i); su esposo Nicolás Suárez (c) y el experto en Derecho Constitucional, Ramiro Ávila (d), durante una comparecencia telemática ante la Corte Constitucional, en Quito (Ecuador). (EFE/Archivo Personal Familia Roldan)

El padre de Paola, Francisco Roldán, firmó la tarde del lunes un comunicado de parte de los familiares de Paola. En la misiva confirmaron la muerte de la mujer, agradecieron el respeto por su privacidad y resaltaron el acompañamiento de las personas que apoyaron la causa de Paola: “La lucha de Paola por el derecho a una muerte digna y compasiva ha dejado un impacto perdurable en nuestra sociedad. Su valentía y determinación han allanado el camino para un cambio significativo en la legislación ecuatoriana, permitiendo que aquellos que enfrentan condiciones médicas terminales tengan la opción de despedirse con dignidad y sin sufrimiento innecesario”.

El mensaje que fue ampliamente difundido indicó: “Queremos expresar nuestro profundo agradecimiento a todo el país por el apoyo abrumador que brindaron a la causa de Paola. Las muestras de solidaridad, compasión y comprensión nos han conmovido profundamente y han fortalecido la convicción de Paola hasta el final”.

Francisco Roldán también compartió las que fueron las últimas palabras de su hijo: “Paola partió de este mundo en paz, rodeada de su familia, con un “les amo” dedicado a quienes la acompañamos”.

Paola Roldán y su esposo Nicolás se tatuaron por su quinto aniversario de matrimonio. Él la apoyó en la lucha por el acceso a la eutanasia. (Instagram/ Paola Roldán)
Paola Roldán y su esposo Nicolás se tatuaron por su quinto aniversario de matrimonio. Él la apoyó en la lucha por el acceso a la eutanasia. (Instagram/ Paola Roldán)

En redes sociales los mensajes de agradecimiento llenaron los timelines, pero con ellos también hubo mensajes de los detractores de Paola, esos mismos a los que ella les respondió hace unas semanas que: “Ya me han calificado de atea, asesina, diabólica… y lo único que siento es enorme ternura por lo que debe ser vivir en el corazón con un Dios que juzga, que odia, que castiga”.

La legalización de la muerte asistida es el legado de Paola Roldán. Cuando la Corte Constitucional falló a favor de la demanda, en una breve declaración para la prensa, Roldán dijo recibir la noticia “muy conmovida y con alivio”. Roldán había contado a los medios de comunicación que quería morir rodeada de su familia y que había preparado regalos y cartas para su pequeño hijo hasta los 43 años de edad; así se aseguraría de estar presente en algunos de los momentos más importantes de su hijo.

El funeral de Paola será el miércoles 13 de marzo en una hacienda en Pifo, en el nororiente de Quito. Sus familiares pidieron, por deseo de Paola Roldán, a los asistentes que no vistan de negro.

En su libro TI SI WHAT TI SI, Paola describió cómo le gustaría su funeral pues aseguró haberlo pensado como un FUNeral (FUN de la palabra diversión en inglés). En un fragmento de su texto dijo que deseaba que las personas vistan de los colores del arcoíris y que en pequeños papeles de colores escriban historias de los momentos que compartieron juntos, pidió que se escuche a su hijo jugando en un campo abierto junto a otros niños, prometió que visitaría a sus familiares y amigos como un colibrí y aseguró que sería una despedida momentánea pues volverían a estar juntos.