El Periódico de Guatemala denunció más presiones políticas y anunció el cese total de sus actividades

Los trabajadores del medio denunciaron que mientras se esfuerzan por mantener al pueblo informado, el Gobierno de Giammattei criminaliza su actividad y arremete contra ellos

Compartir
Compartir articulo
El Periódico de Guatemala denunció más presiones políticas y anunció el cese total de sus actividades: “El sistema antidemocrático y corrupto en el país es implacable” (AP)
El Periódico de Guatemala denunció más presiones políticas y anunció el cese total de sus actividades: “El sistema antidemocrático y corrupto en el país es implacable” (AP)

El Periódico de Guatemala, cuyo fundador fue detenido víctima de una persecución política el pasado 29 de julio, anunció este viernes que cesará sus actividades por las presiones del Gobierno de Alejandro Giammattei.

“Con profunda tristeza nos vemos obligados a detener la edición diaria de El Periódico. Tras 287 días de resistencia, es tiempo de decir hasta luego”, comunicó el medio y anunció que la del lunes 15 de mayo será su última edición.

“Seguiremos creyendo en una Guatemala justa y con libertad de expresión, una Guatemala donde la democracia pueda florecer. ¡Hasta siempre!”, agrega la nota que señala, sin embargo, que la empresa editora Aldea Global seguirá abierta para hacer frente a las responsabilidades que aún tiene.

El medio se enfrentó a una fuerte persecución por exponer casos de corrupción del Gobierno de Giammattei (AP)
El medio se enfrentó a una fuerte persecución por exponer casos de corrupción del Gobierno de Giammattei (AP)

El Periódico fue fundado en 1996 por el reconocido periodista José Rubén Zamora Marroquín y, durante sus casi 30 años de vida, se dedicó a desentrañar y exponer de casos de corrupción estatal.

Entre los escándalos más resonantes estuvieron el de la red de defraudación de aduanas que involucró a Otto Pérez Molina y derivó en su caída en 2015, así como en recientes casos contra el actual mandatario, Giammattei.

Estas denuncias le costaron al medio una feroz persecución penal y presión económica que incluyó, inclusive, la detención de Zamora.

“Mientras nuestros periodistas dan la cara para mantener al pueblo guatemalteco informado, el Gobierno criminaliza y pretende destruir la libertad de expresión en el país. Gracias a la solidaridad de nuestros lectores fieles, de nuestros anunciantes y el apoyo de organizaciones internacionales que creen en el periodismo independiente y la democracia”, resaltaron desde la dirección.

Zamora está acusado de corrupción y lavado de dinero (REUTERS)
Zamora está acusado de corrupción y lavado de dinero (REUTERS)

El responsable del medio fue arrestado bajo el cargo de corrupción y lavado de dinero en julio de 2022, lo que significó un “golpe contundente” para la empresa. “Desde ese momento comenzó la batalla por resistir y las previsiones no eran esperanzadoras. Han sido diez arduos meses de resistencia y lucha”, continuaron.

Inicialmente, intentaron subsistir suspendiendo su tirada en papel y manteniendo únicamente su edición digital pero “por el contrario, la persecución se intensificó, al igual que el hostigamiento a nuestros anunciantes y mantener nuestras operaciones se hizo cada vez más difícil”, se explayó Ramón Zamora, hijo del propietario de El Periódico.

Estas intimidaciones fueron de la mano con el desarrollo del proceso judicial contra el periodista que, desde un primer momento, acusó a Giammattei y a la fiscal general del país, Consuelo Porras, de haber fabricado el caso en su contra en 72 horas.

La comunidad internacional sostiene que el caso fue fabricado por el oficialismo en 72 horas (REUTERS)
La comunidad internacional sostiene que el caso fue fabricado por el oficialismo en 72 horas (REUTERS)

Según las acusaciones presentadas por el Ministerio Público -encabezado por Rafael Curruchiche-, el hombre de 66 años participó de una operación de blanqueamiento de dinero por USD 37.500 que provendrían de chantajes a empresarios con el fin de evitar publicaciones en su contra.

“El sistema antidemocrático y corrupto que domina hoy en día el país es implacable y no le basta haber encarcelado a nuestro fundador inventando un caso hasta llevarlo al tribunal inquisidor”, denunció el medio en un editorial en la que apuntan contra el juicio comenzado el 2 de mayo y en el cual Zamora podría ser condenado hasta a 20 años de cárcel.

“No hay una dictadura personal pero hay algo que puede incluso resultar peor pues ha creado una ‘dictadura de sistema’ en la que no importa quién gobierne, el poder sigue en manos de las mafias”, detalló el matutino.

Junto con el arresto de Zamora, cuatro de sus abogados han sido ya detenidos -dos de los cuales continúan en prisión- y seis periodistas y dos columnistas enfrentan investigaciones de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci).

Junto a Zamora, cuatro de sus abogados fueron detenidos y pesan investigaciones sobre varios periodistas del medio (AP)
Junto a Zamora, cuatro de sus abogados fueron detenidos y pesan investigaciones sobre varios periodistas del medio (AP)

Esto ha llevado al acusado a cambiar siete veces de abogados y, ahora, verse obligado a solicitar un letrado público y hasta a sugerir encabezar él mismo su defensa, por el riesgo que ello implica en terceros.

Asimismo, el 28 de febrero la Justicia ordenó la apertura de un segundo proceso en su contra por -supuestamente- haber intentado frenar una investigación por lavado de dinero en 2021. A ello le siguieron otros dos procesos más, por lo que son cuatro las acusaciones que pesan sobre el periodista de momento y nada indica que se detendrá.

Zamora sostiene que es “un preso político”, postura respaldada por la comunidad internacional y organizaciones como la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), que han denunciado los ataques a la libertad de expresión en el país así como la ola de detenciones de ex fiscales anticorrupción.

Seguir leyendo: