El dictador Miguel Diaz Canel elogió a Alberto Fernández tras su participación en la CELAC

El líder del régimen castrista celebró el “liderazgo” del mandatario argentino. También destacó los triunfos electorales “de todo un grupo de movimientos progresistas, revolucionarios de izquierda como el de Petro en Colombia y Lula en Brasil”

El dictador de Cuba, Miguel Diaz Canel elogió a Alberto Fernández
El dictador de Cuba, Miguel Diaz Canel elogió a Alberto Fernández

El dictador de Cuba, Miguel Diaz Canel elogió este miércoles al presidente argentino Alberto Fernández tras participar de la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Buenos Aires.

“Se reconoció el liderazgo de la presidencia pro tempore de Argentina y también el liderazgo de Alberto Fernández al frente de esa presidencia pro tempore en estos años”, dijo Díaz-Canel durante una entrevista con una radio argentina.

Alberto Fernández recibió en la Cancillería argentina al dictador de Cuba como parte de una serie de reuniones bilaterales luego de la CELAC.

El dictador aseguró sentirse complacido tras reunirse con el mandatario, pero también por haberse reencontrado la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, así como con la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, el colombiano Gustavo Petro y otros líderes de izquierda. Hizo una mención especial por el retorno del Luiz Inacio Lula da Silva a la presidencia de Brasil.

“Abrazar a Lula con ese gran regreso de Brasil a la Celac, yo creo que se abren nuevos momentos de esperanza para Amérca Latina y el Caribe a partir del triunfo de todo un grupo de movimientos progresistas, revolucionarios de izquierda como el de Petro en Colombia y Lula en Brasil”, dijo el dictador.

Diaz-Canel también se refirió a las sanciones que pesan sobre su régimen por las repetidas violaciones a los derechos humanos, la persecución a la libertad de expresión y el autoritarismo con el que controla la isla.

Lula y Alberto Fernández
Lula y Alberto Fernández

“No tengo confianza ni seguridad de que la administración de Estados Unidos esté dispuesta a dar pasos para eliminar el ignominioso, criminal y brutal bloqueo contra Cuba (...) pero con el apoyo y la solidaridad que tenemos de muchas personas en Argentina y de Amérca Latina y el Caribe (...) tenemos capacidades para irnos por encima de ese bloqueo”, dijo.

La Cumbre de la CELAC, qu estuvo rodeada de la polémica por la invitación a las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua, denunciados en diversas instancias por no democráticos y por violaciones a los derechos humanos, logró el consenso para afirmar el compromiso de los miembros para “avanzar con determinación en el proceso de integración, promoviendo la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural”.

El foro concluyó en un documento de cien puntos y once declaraciones especiales que el propósito de América Latina y el Caribe tiene “plena conciencia de su proyección” y es “capaz de profundizar los consensos en temas de interés común”.

Respecto a Venezuela, la CELAC saludó “los acuerdos” alcanzados el 26 de noviembre de 2022 en el marco del proceso de diálogo y negociación entre el régimen de Venezuela y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela, fomentado por los Gobiernos de México y Noruega.

En este sentido, dio la bienvenida “al apoyo de la comunidad internacional a la implementación de dichos acuerdos”.

La presencia de Díaz-Canel, y la ausencia a último momento del dictador venezolano, Nicolás Maduro, que se sumó a la del nicaragüense, Daniel Ortega, marcaron el clima del foro entre la oposición política en Argentina y los propios líderes de la región. El dictador venezolano, sobre quien pesa un pedido de captura por integrar el Cártel de los Soles, intentó justificar su inasistencia a la CELAC: “Fue por las ratas del macrismo, la Patricia Bullrich y el partido judicial”, dijo al culpar la oposición argentina, que había pedido su detención en caso de viajar a Buenos Aires.

Audio Nicolás Maduro

Lula por su parte, ha dejado claro que Brasil está de la vuelta al diálogo con sus vecinos de la región y fue recibido con calidez y aplausos en Buenos Aires, primero en visita oficial a Argentina y luego con la vuelta a la CELAC.

En la declaración final de ese foro que integran los 33 países de América Latina y el Caribe, que constó de 100 puntos consensuados y de 11 declaraciones especiales, no se incluyó una condena a las violaciones a los derechos humanos que se producen en naciones como Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR