Uruguay: el ex jefe de la custodia de Lacalle Pou tenía dos cómplices en el registro civil para falsificar partidas de nacimiento

Se pudo constatar que decenas de rusos obtuvieron la ciudadanía uruguaya a través de la organización montada por Alejandro Astesiano, un escribano y dos rusos. Los cuatro se encuentran en prisión preventiva mientras la investigación avanza

Compartir
Compartir articulo
El ex custodio de Lacalle Pou no solo cuenta con más de 20 indagatorias y un procesamiento, sino que también estuvo en prisión por estafa.
El ex custodio de Lacalle Pou no solo cuenta con más de 20 indagatorias y un procesamiento, sino que también estuvo en prisión por estafa.

El escándalo que involucra al ex jefe de seguridad de Luis Lacalle Pou continúa creciendo e e involucra a nuevas personas. Según dijo a El País la fiscal del caso, Gabriela Fossati, la banda tenía dos funcionarias cómplices dentro del Registo Civil, que firmaban como testigos partidas de nacimientos falsas y en el documento incluso daban la dirección del propio Registro Civil.

La maniobra tomó estado público este lunes, cuando Alejandro Astesiano, jefe de seguridad del presidente Luis Lacalle Pou, fue detenido tras ser acusado de falsificar documentos para la expedición de pasaportes rusos.

Esa noticia tomó por sorpresa a muchos, entre ellos al propio presidente uruguayo que declaró estar “sorprendido”: “Si hubiera tenido un indicio no le hubiera entregado lo más preciado que tengo, que es mi familia”. Además, el mandatario señaló que Astesiano no tenía antecedentes penales.

Pero no era así y, según denunció Presidencia, esa información había sido ocultada ante Lacalle Pou. Por este motivo, el Ministerio del Interior ordenó una investigación administrativa de urgencia explicando que “en 2020 y 2021 el Presidente de la República fue informado oportunamente por esta Secretaría de Estado que la ficha personal del Sr. Alejandro Astesiano carecía de antecedentes penales”, pero “sorpresivamente, en la ficha actual consta un antecedente por una causa penal del año 2013″.

Posteriormente, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), encabezado por Pablo Da Silveira, ordenó este jueves una investigación administrativa urgente en el Registro Civil para obtener más información sobre lo que ocurrió.

En el marco de la investigación, los funcionarios deben cruzar en nombre del escribano involucrado en la red y apellidos rusos, algo que ya destapó varias coincidencias, algunas de ellas del año 2017, informó Así Nos Va (Radio Carve).

Antecedentes

Apenas trascendió la información sobre la detención de Astesiano, Lacalle Pou convocó a una conferencia de prensa en la que mostró sorpresa por la noticia y negó que su custodio tuviera antecedentes penales.

Un año antes, La Diaria publlicó que el jefe de la custodia contaba con más de 20 indagatorias por múltiples delitos. Además, en 2002 fue procesado sin prisión por un delito de estafa, pero por el tiempo que paso desde el delito, el antecedente se extingue.

Este miércoles se hizo público que Astesiano no solo cuenta con más de 20 indagatorias y un procesamiento sin prisión, sino que también fue procesado con prisión por un delito continuado de estafa. La sentencia ocurrió en marzo de 2013 y el hombre estuvo varios meses en la Unidad 12 Las Rosas (Maldonado).

Modus operandi

Según se supo, la red de falsificacion contaba con varias etapas. En primer lugar, los ciudadons rusos solicitaban sus partidas de nacimiento en Rusia y se la entregaban a la banda de Astesiano, conformada por un ciudadano de ese país que estaba encargado de conseguir interesados.

Una vez que la partida de nacimiento estaba en Uruguay, el escribano y un traductor agregaban el nombre de un supuesto pariente uruguayo difunto, que habilitaría al ruso a obtener la ciudadanía.

Luego de eso, eran inscriptos en el Registro Civil para obtener una partida de nacimiento con las exigencias uruguayas que les permitiera acceder a tener cédula y pasaporte uruguayos por ser hijos o nietos de ciudadanos de ese país.

Los rusos que pagaban por obtener sus partidas de nacimiento falsificadas decían que venían a trabajar en megaobras uruguayas, como UPM. De esa forma, desde la Dirección Nacional de Identificación Civil (DNIC) se aceleraba el proceso para no perder a esos funcionarios. Según la fiscal Fossati, podrían ser miles los documentos adulterados.

SEGUIR LEYENDO: