Crisis energética en Cuba: la dictadura anticipó más cortes de luz con un déficit de hasta el 22% en el suministro

Las autoridades de la isla aseguran que están trabajando a marchas forzadas para que todo quede en orden para julio y agosto, cuando la demanda se incrementa considerablemente por el uso de los aires acondicionados

Compartir
Compartir articulo
Las calles de La Habana lucieron el lunes en calma, pero varios disidentes denunciaron haber sido impedidos de salir de sus casas para protestar (AFP)
Las calles de La Habana lucieron el lunes en calma, pero varios disidentes denunciaron haber sido impedidos de salir de sus casas para protestar (AFP)

La estatal cubana Unión Eléctrica (UNE) informó este martes que el país afrontará una nueva jornada con cortes en el suministro con un déficit del 19 % en el horario de máximo consumo.

Esta situación se presentará durante “toda la madrugada”, según destacó la empresa en un comunicado difundido por la prensa oficial de la isla. El déficit a lo largo de la jornada será de hasta el 22%.

“Las condiciones anteriores están dadas por una disponibilidad de 2.469 megavatios (MW) y una demanda máxima de 2.950 MW” durante el horario pico, señaló la UNE.

Asimismo, indicó que el lunes hubo afectaciones desde las 5.00 de la madrugada y que continuaron durante todo el día.

La UNE ha dado cuenta de cortes eléctricos en al menos 54 días desde mediados de marzo de 2022 hasta el pasado fin de semana. Los apagones han sido prácticamente a diario desde junio, según un recuento realizado por EFE a partir de comunicados de la empresa.

Desde finales de mayo, la Presidencia cubana ha informado diariamente sobre la generación y la demanda energética en el país, lo que refleja la importancia de este asunto en términos económicos y también políticos.

Las autoridades aseguran que se está trabajando a marchas forzadas para que todo quede en orden para julio y agosto. En ambos meses la demanda se incrementa considerablemente por el uso de los aires acondicionados en los hogares.

Los apagones fueron uno de los factores detrás de las protestas antigubernamentales de las que este lunes se cumplió un año, junto a la escasez de productos básicos, la inflación y la proliferación de las tiendas en divisas, así como las quejas de corte político.

Aquellas protestas -con miles de manifestantes, una muerte violenta, cientos de detenidos y cerca de 400 condenas de cárcel hasta la fecha- se produjeron en un contexto de grave crisis económica que, en gran medida, no ha conseguido atajarse en estos últimos doce meses.

Con información de EFE

Seguir leyendo: