Debate en la OEA: la dictadura de Ortega defendió la presencia en Nicaragua de un acusado por el atentado a la AMIA

El representante de Managua justificó al régimen en medio de las acusaciones por la visita del iraní Mohsen Rezai: “Si llega con una buena actitud, siempre tendrá puertas abiertas”, sostuvo

Daniel Ortega junto a Mohsen Rezai
Daniel Ortega junto a Mohsen Rezai

La dictadura de Daniel Ortega defendió este miércoles la reciente visita a Nicaragua de Mohsen Rezai, acusado por el atentado a la AMIA en Buenos Aires en 1994, frente a los reclamos internacionales por la presencial del enviado iraní.

“La delegación de Nicaragua está realmente sorprendida ante este anuncio que se ha hecho el día de hoy porque no tuvimos acceso a la declaración para evaluarla, para considerar una respuesta como corresponde. Sin embargo, debemos decir que Nicaragua como país soberano, como nación independiente, y como pueblo digno, puede invitar a su país a quien desee a la toma de posesión del presidente Daniel Ortega”, expresó el representante nicaragüense Arturo McFields en el debate sobre las solicitudes a la Interpol por el atentado..

Y agregó: “Si esa persona llega con una buena actitud, siempre tendrá puertas abiertas”.

McFields indicó que “las delegaciones que estuvieron presentes fueron diversas, y entre ellas había delegaciones de Venezuela, de Rusia, China, Irán, y por supuesto había una representación de Argentina”.

Uno de los países que pidió la palabra para condenar la visita de Rezai a Managua fue Uruguay. Su embajador Washington Abdala afirmó que en casos como un acto terrorista “no hay lugar para la zona intermedia”. “En el mundo de la política internacional, del debate internacional, hay zonas eclécticas. No se puede hacer eso con los actos de naturaleza terroristas. Cuando se está en ese territorio de las violacions a los derechos humanos, del genocidio, debemos tener una postura firme”.

La intervención del representante nicaragüense ante la OEA, Arturo McFields

Asimismo, el diplomático uruguayo envió su solidaridad a la Argentina y a la AMIA.

Chile, en tanto, aseguró que “el 18 de junio de 1994 es una fecha imborrable para la memoria de las Américas”: “No solo atacaron a la AMIA, atacaron a un país, y a todas nuestras sociedades. El dolor de esas víctimas es también nuestro dolor; la búsqueda de justicia es también nuestro anhelo”.

El representante chileno, además, subrayó que el respeto a la democracia, los derechos humanos y el desarrollo integral, son valores comunes por los que deben velar los países del hemisferio, pese a sus diferencias ideológicas.

Bradley A. Freden, representante interino de los Estados Unidos ante la OEA, aseguró que su país “apoya plenamente a la Argentina en sus esfuerzos de búsqueda de justicia en el caso de la AMIA”, al tiempo que condenó “la visita del señor Rezai a Nicaragua y a nuestro hemisferio como una afrenta contra la Argentrina y la justicia que se busca para las víctimas”.

El diplomático norteamericano cuestionó con dureza las palabras del representante nicaragüense y tildo de “delincuente” a Rezai: “También rechazmos la declaración de nuestro colega de Nicaragua cuando se refiere a que Nicaragua tiene el derecho soberano a invitar a una persona delincuente, que tiene una orden de búsqueda internacional por terrorismo”.

México se sumó a la lista de países que respaldaron a la Argentina. “México rechaza y condena cualquier tipo de ataque terrorista y respalda a la Argentina y la comunidad internacional en todo esfuerzo por combatirlo. El trágico atentado contra la AMIA no se debe olivdar ni repetir, para lo cual es necesario que las víctimas encuentren justicia. Mexico colaborará firmemente en todos los espacios multilaterales para combatir el flagelo del terrorismo y a través de todos los mecanismos bilaterales en apego de sus principios constitucionales”, señaló la representante de ese país, Luz Elena Baños Rivas.

Durante el debate de este miércoles, la OEA respaldó el pedido del gobierno argentino para reactivar las alertas rojas contra los iraníes acusados por el atentado terrorista contra la AMIA.

En la declaración enviada a la secretaría general del organismo, la delegación argentina instó “a las autoridades nicaragüenses, a todos los miembros del sistema interamericano y a todos los miembros de la Interpol a que actúen de manera apropiada en relación con las notificaciones rojas de la Interpol”.

La ministra alterna de Argentina ante la OEA, María Cecilia Villagra, pidió a los países miembros redoblar esfuerzos “para que se haga justicia” por las víctimas del atentado, al tiempo que reiteró la condena del gobierno de Alberto Fernández “por la visita de Rezai a Nicaragua y a nuestro hemisferio”.

Villagra recordó que las “alertas rojas” por el atentado a la AMIA “están vigentes desde 2007″ y que Rezai afronta en Argentina “cargos por homicidio doblemente agravado”.

La resolución conjunta emitida por Argentina y Estados Unidos contó con el respaldo de Antigua y Barbuda, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Grenada, Honduras, Paraguay, Perú y República Dominicana.

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR