El régimen de Cuba dictó la prisión domiciliaria para José Daniel Ferrer, líder opositor en la isla

Deberá pasar cuatro años y medio en esa modalidad de reclusión. Ferrer se encontraba encarcelado desde el pasado 1 de octubre, acusado de haberle causado lesiones a un hombre

Foto de archivo del disidente cubano Jose Daniel Ferrer en Palmarito de Cauto, Cuba. 
Mar 25, 2012. REUTERS/Mariana Bazo
Foto de archivo del disidente cubano Jose Daniel Ferrer en Palmarito de Cauto, Cuba. Mar 25, 2012. REUTERS/Mariana Bazo

El régimen cubano dictó este viernes la prisión domiciliaria para el líder opositor José Daniel Ferrer, lo mismo que para otros tres dirigentes. Deberá pasar cuatro años y medio en esa modalidad de reclusión.

Ferrer se encontraba encarcelado desde el pasado 1 de octubre, acusado de haberle causado lesiones a un hombre. En un juicio a puertas cerradas, la fiscalía del régimen cubano había pedido que se lo sentenciara a 9 años de prisión. La corte debía dictar la sentencia el pasado 12 de marzo, cosa que no sucedió.

Tanto Ferrer como numerosas organizaciones de derechos humanos alrededor del mundo han rechazado desde un principio los cargos, asegurando que tienen motivaciones políticas ulteriores. “Ferrer está siendo juzgado por lesiones. Sin embargo, la información disponible sobre su caso sugiere que el Sr. Ferrer está siendo enjuiciado por la manifestación pacífica de sus puntos de vista”, había indicado un comunicado de la Unión Europea en ocasión de una de las últimas audiencias del proceso. Y agrega: “Sus derechos constitucionales al debido proceso han sido ignorados en el período previo al juicio. El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, había urgido al régimen a liberar “inmediatamente” al disidente alegando que está preso “de forma injusta”.

De hecho, Ferrer había transmitido su voluntad de que no se contrataran abogados para afrontar el proceso legal, argumentando que "todo abogado cubano que tenga capacidad legal va a corresponder con el Partido Comunista, es decir, la dictadura”. Y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos publicó un comunicado en el que denunció la “injusta condena” a Ferrer y los otros dirigentes.

“Consideramos una buena noticia que mejoren las condiciones de vida de Ferrer, en medio de la pandemia de coronavirus que puede ser especialmente cruda en las cárceles cubanas, pero su condena a cuatro años y medio de prisión domiciliaria es la consumación de una injusticia”, afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio.

Los otros tres dirigentes liberados, Fernando González, Roilán Zárraga y José Pupo, habían sido encarcelados junto a Ferrer y recibido acusaciones similares. La Fiscalía había pedido 8 años de cárcel para los dos primeros y 7 años para el tercero.

José Daniel Ferrer es uno de los opositores más conocidos fuera de la isla: formó parte del “grupo de los 75” condenados en el año 2003 durante la llamada Primavera Negra, por ser uno de los promotores del Proyecto Varela, liderado por el fallecido disidente Oswaldo Payá. Tras cumplir 8 de ellos salió con una licencia extrapenal en 2011 tras un diálogo en el que mediaron la Iglesia Católica y el Gobierno español. . Ese tipo de licencia no implica la condonación de la pena.

Ferrer fue uno de los doce disidentes que decidió permanecer en Cuba tras su excarcelación. El resto viajó a España y otros países.

Su detención en octubre pasado provocó fuertes reacciones en el exterior. Grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI) e instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA) han solicitado la liberación de Ferrer.

Las autoridades cubanas, en tanto, sostienen que Ferrer tiene una “larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y la legalidad”.

Más sobre este tema:

Comenzó a puertas cerradas el juicio al preso político cubano José Daniel Ferrer


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos