La Francia Insumisa defiende la exclusión de destacadas figuras como un esfuerzo para dar variedad a las listas

Guardar

Nuevo

infobae

El secretario general de La Francia Insumisa (LFI), Manuel Bompard, ha defendido este domingo la exclusión de algunas importantes figuras del partido a las elecciones legislativas como un intento de enriquecer las listas electorales y rechazado que se trate de una "purga", como apuntaron algunos de los descartados. "Para constituir de verdad un Nuevo Frente Popular", ha explicado Bompard en relación a la alianza de izquierdas de la que LFI forma parte para combatir la emergencia de la ultraderecha, "nuestra comisión electoral optó por proponer candidatos que no proceden necesariamente de nuestras filas", como por ejemplo la dirigente sindical Céline Verzeletti, de la Confederación General del Trabajo. Bompard ha aprovechado para pedir que cumplan "un deber de coherencia y lealtad" a diputados tan destacados como Alexis Corbière o Raquel Garrido, que este pasado sábado protestaron contra la exclusión de las listas y acusaron al líder de la formación, Jean-Luc Mélenchon, de efectuar una purga interna de sus críticos. "Estamos en un momento demasiado crucial", ha declarado Bompard en comentarios a BFMTV. El secretario general de LFI ha aprovechado para aplaudir la renuncia a su candidatura de su diputado Adrien Quatennens, cuya inclusión en las listas provocó otro frente en la disputa interna de la alianza, ya que Quatennens está condenado por haber abofeteado a su mujer. "Celebro su sentido de la responsabilidad, y es su decisión", ha manifestado.

Guardar

Nuevo