Países de la UE reaccionan con alarma a normativa que afecta derechos LGBT en Hungría

Países de la Unión Europea reaccionaron este martes con alarma ante la adopción de normas que limitan derechos LBGT en Hungría y pidieron acción de la Comisión Europea para hacer respetar el derecho establecido en el bloque.

El caso de Hungría se tornó dominante en una reunión de ministros de Asuntos Europeos en Luxemburgo, y 13 países del bloque firmaron una devastadora declaración conjunta que pide que la Comisión Europea intervenga en el caso.

Se trata de enmiendas a varias leyes húngaras (sobre protección de la infancia, sobre actividad publicitaria, sobre medios de prensa, protección de la familia o educación pública) que vetan la "promoción de una identidad de género diferente de la de nacimiento, el cambio de sexo y la homosexualidad" a menores de 18 años.

"Expresamos nuestra profunda inquietud por la adopción, por parte del Parlamento húngaro, de medidas discriminatorias contra personas LGBT y que violan al derecho a la libertad de expresión bajo pretexto de proteger a los niños", afirman los 13 países -incluída España- en la Declaración.

Esos países pidieron a la Comisión Europea que utilice "todas las herramientas a su alcance para garantizar el pleno respeto de la legislación", inclusive, si fuere necesario, elevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE.

La normativa húngara ya es objeto de examen en las capitales europeas desde hace meses, pero el caso estalló ante la negativa de la UEFA de autorizar que un estadio de fútbol en Múnich sea iluminado con los colores del arcoíris para un partido entre Alemania y Hungría, por la Eurocopa.

El canciller de Luxemburgo, Jean Asselborn, dijo que esa legislación en Hungría era simplemente "indigna de Europa", porque "la gente tiene derecho a vivir como quiera, ya no estamos en la edad media".

El ministro francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, dijo que Francia "lamentaba" la decisión de la UEFA

En opinión de Beaune, la ley húngara "crea claramente una discriminación contra la orientación sexual, contra la homosexualidad, que equipara a una forma de amenaza o propaganda".

Por su parte, el viceministro alemán de Asuntos Europeos, Michael Roth, denunció disposiciones que "violan claramente los valores de la Unión Europea".

- Noticias falsas -

Por su lado, el ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, desechó las críticas europeas y afirmó que se trataba de "noticias falsas".

De acuerdo con el canciller húngaro, la controvertida legislación no estaba "dirigida contra ninguna comunidad en Hungría sino solo contra los pedófilos".

"Esta ley no dice nada sobre la orientación sexual de los adultos. Ella solo dice que mientras los niños sean menores de 18 años, su educación sexual es responsabilidad exclusiva de sus padres, eso es todo", insistió

Además añadió, la votación en el Parlamento húngaro era "una competencia nacional que no debe ser cuestionada".

Hungría ya está sujeta a procedimientos por parte de la UE, al igual que Polonia, por denuncias de atropellos al estado de Derecho.

En este contexto, los ministros de estos dos países deberán dar explicaciones a sus pares en la reunión de este martes.

Esta será la cuarta audiencia para el gobierno polaco, acusado de atentar contra la independencia del poder judicial.

En tanto será la tercera para Hungría, acusada de amenazas a la independencia de los jueces pero también de violaciones de la libertad de expresión y de los derechos de los migrantes y refugiados, en particular.

Este procedimiento se encuentra en una etapa preliminar, involucra varias etapas y, en teoría, puede conducir a la suspensión de los derechos de voto de un país dentro del Consejo Europeo, el órgano que representa a los países miembros de la UE.

Sin embargo, tal sanción requiere el voto unánime de los demás miembros, escenario imposible ya que Polonia y Hungría adoptaron un pacto de apoyo mutuo.

alm/fmi/ahg/mb