Tras muerte del presidente de Chad, su hijo presidirá Consejo de Transición Militar

El presidente de Chad, Idriss Déby Itno, en el poder desde hace 30 años, murió este martes debido a las heridas recibidas en una operación militar contra los rebeldes en el norte, anunció el ejercito que prometió elecciones libres luego de una transición de 18 meses.

Uno de sus hijos, Mahamat Idriss Déby Itno, de 37 años y comandante de la guardia presidencial, va a dirigir al Consejo Militar de Transición encargado de reemplazar al presidente, de acuerdo a un comunicado militar.

Los insurgentes, por su parte, reafirmaron su voluntad de marchar sobre la capital, Yamena.

"El presidente de la República, jefe de Estado y jefe de las fuerzas armadas, Idriss Déby Itno, acaba de expirar, defendiendo la integridad territorial en el campo de batalla. Con gran amargura anunciamos al pueblo chadiano su muerte, el 20 de abril de 2021", había anunciado el portavoz, general Azem Bermandoa Agouna.

Las exequias están previstas para el viernes en Yamena, y luego será inhumado en su región natal en el extremo este, anunció la presidencia.

El Consejo Militar de Transición, presidido por el general Mahamat Idriss Déby, "garantizará la independencia nacional, la integridad territorial, la unidad nacional, el respeto de los tratados y acuerdos internacionales y garantiza la transición durante un periodo de 18 meses", tras el que habría 'elecciones libres', anunció el vocero castrense.

"Una vez finalice esta transición, se instaurarán nuevas instituciones republicanas para organizar elecciones libres, democráticas y transparentes", agregó el portavoz.

Deby, de 68 años, militar de carrera, llegó al poder en 1990 tras un golpe de Estado y acababa de ser reelegido para un nuevo mandato de seis años, con casi el 80% de los votos, según resultados parciales publicados el lunes por la noche.

Por ahora, la Asamblea nacional y el gobierno fueron disueltos, las fronteras se cerraron y se instauró toque de queda.

Francia, expotencia colonial, subrayó este martes la importancia de una "transición pacífica" en el país.

París "señala la importancia de que la transición se desarrolle en condiciones pacíficas, en un espíritu de diálogo con todos los actores políticos y de la sociedad civil", indicó la presidencia francesa en un comunicado.

"La transición anunciada debe ser limitada y producirse de manera pacífica, respetando los derechos humanos y las libertades fundamentales. También debe permitir la organización de unas nuevas elecciones inclusivas", defendió el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

- Más de 300 rebeldes muertos -

Ministros y oficiales de alto rango habían informado que el jefe de Estado acudió el sábado y domingo al frente, donde el ejército se enfrentaba a los rebeldes, que habían lanzado una ofensiva desde su retaguardia en Libia, el día de las elecciones, el 11 de abril.

El lunes, el ejército de Chad afirmó que había matado a más de 300 rebeldes, implicados en una incursión en el norte, y que cinco militares murieron en combate. El gobierno aseguró en aquel momento que la situación estaba bajo control.

El grupo rebelde Frente por la Alternancia y la Concordia en Chad (FACT) había afirmado el domingo en un comunicado que "liberó la región de Kanem", al norte, escenario de los combates del sábado.

Este martes los insurgentes prometieron marchar sobre Yamena y rechazaron "categóricamente" el Consejo Militar de Transición, presidido por un hijo del difunto mandatario, indicó este martes su portavoz a la AFP.

"Rechazamos categóricamente la transición (...) continuaremos la ofensiva", afirmó Kingabé Oguzeimi de Tapol, portavoz del FACT, contactado por teléfono desde Libreville. El ejército y gobierno chadianos aseguraban haber "destruido" la columna rebelde y abatido a 300 combatientes.

"Chad no es una monarquía. No debe haber una sucesión de padre a hijo", añadió el portavoz del FACT.

Chad forma parte de una una región convulsa. Enclavado entre Libia, Sudán y República Centroafricana, entre otros, es un factor de peso en la guerra contra los yihadistas en el Sahel a la que contribuye con tropas y armamento.

En febrero de 2019, rebeldes chadianos que entraron desde Libia con la intención de derrocar a Déby, fueron frenados por tropas francesas. En febrero de 2008, un ataque rebelde llegó a las puertas del palacio presidencial, pero logró ser detenido in extremis.

yas-dwi-gir/thm/bl/age/mb/mls