"Grupos de interés" en UE atrasan acuerdo con Mercosur (canciller brasileño a AFP)

Varios "grupos de interés" de la Unión Europea usan el medio ambiente como "pretexto" para retardar la ratificación del acuerdo comercial con el Mercosur, afirmó a la AFP el canciller brasileño, Ernesto Araújo.

Tras la firma del acuerdo en 2019 tras 20 años de negociaciones por momentos interrumpidas, algunos países "de repente se dan cuenta de que habrá algunos intereses afectados, y creo que esos grupos de interés toman ese tema del medio ambiente para atrasar ese acuerdo", sostuvo Araújo en una entrevista en Brasilia.

"Antes era algo que se pensaba que tal vez nunca iba a cerrarse, por eso [el medio ambiente] no suscitaba ese tipo de preocupación", consideró.

"Y no digo que no sea legítima la preocupación con el medio ambiente", agregó.

Araújo explicó que el acuerdo "también afecta a intereses en Brasil" y puso como ejemplo el sector del vino.

"Brasil, así como grandes productores como Argentina y Uuruguay, hizo sacrificios para acomodar ese sector, de enorme interés en Francia y otros países europeos", dijo.

La ratificación del acuerdo se ha estancado entre los 27 miembros de la UE, entre ellos Francia y Alemania, principalmente por las preocupaciones sobre la deforestación de la selva amazónica, que no ha dejado de batir récords desde la llegada al poder en Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro, hace dos años.

"Es muy importante desmitificar que el acuerdo Mercosur-UE contribuiría para la destrucción de la Amazonía. De ninguna manera, y estamos listos para mostrar que no es el caso", argumentó Araújo.

Para desbloquear la ratificación del acuerdo que abarcaría un mercado de más de 750 millones de personas, la UE propuso el mes pasado una declaración conjunta complementaria con compromisos de sostenibilidad ambiental, entre ellos de reducción en la deforestación amazónica.

"Nosotros estamos de acuerdo, en principio, en que haya algún tipo de compromiso adicional, porque no queremos reabrir lo que ya está cerrado en el acuerdo (...). Es importante que sea algo con carácter de reciprocidad, porque no es solo Brasil que tiene que hacer compromisos ambientales", declaró Araújo.

- "Falta de comprensión"

El presidente francés, Emmanuel Macron, es el mayor crítico entre los europeos hacia Brasilia por el dramático aumento de los incendios amazónicos en 2019, causados en gran parte por el avance de la deforestación al influjo de la agricultura.

En enero, Macron afirmó que la dependencia de Europa de la soja brasileña "sustenta la deforestación de la Amazonía".

Bolsonaro le acusó de decir "tonterías", y su vicepresidente, Hamilton Mourao, dijo que el mandatario europeo replica "los intereses proteccionistas de los agricultores franceses".

Araújo afirmó que "desde el inicio de las conversaciones [para el acuerdo] en los años 90 hubo mucha resistencia de la parte francesa".

"Hay, no solo en Francia, una falta de comprensión sobre la realidad del medio ambiente en Brasil. Es muy importante que ningún país trate las cosas a partir de estereotipos, a partir de titulares muchas veces distorsionados que aparecen en la prensa", sostiene el ministro.

Sin embargo, un informe oficial francés estimó a fines de 2020 que el acuerdo UE-Mercosur aumentará la deforestación en Brasil en un 25%.

Los ganaderos franceses, que son los principales productores de carne de vacuno de Europa, ven este acuerdo como "un desastre", ya que autoriza la importación a Europa de 99.000 toneladas de carne de vacuno del Mercosur con un arancel del 7,5%, con normas sanitarias de producción prohibidas en Europa según ellos.

jm/mr