Médicos bolivianos hacen paro en región golpeada por COVID

LA PAZ, Bolivia (AP) — Médicos bolivianos encabezaban un paro el martes en demanda de que se declare una cuarentena total en Santa Cruz, una de las regiones más castigadas por el repunte de casos de COVID-19. En paralelo, en el país avanzaba en su estrategia de vacunación al personal de salud con el primer lote de 20,000 vacunas rusas Sputnik V.

En la región amazónica de Beni, 1.100 dosis llegaron en un carro frigorífico avícola, lo que desató una ola de críticas. “Lo que hubo fue un desperfecto en un vehículo que había dispuesto el Servicio Departamental de Salud. Tuvieron que apelar de emergencia a una empresa que sí tiene camiones con cámaras de frío”, dijo el vocero presidencial Jorge Richter, tras el inicio de vacunación en esa región.

Los ocho departamentos restantes del país ya fueron dotados de los inmunizantes.

En tanto, en el departamento de Santa Cruz, a unos 420 kilómetros al este de La Paz, los médicos y trabajadores en salud protestaron en las puertas de la alcaldía, donde dejaron sus mandiles blancos con crespones negros.

“Necesitamos un respiro. Los centros médicos están llenos. Estamos cansados y los contagios aumentan y aumentan”, dijo el presidente del colegio médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui.

Santa Cruz concentra el 75% de los casos de todo el país, informó el encargado de epidemiología de esa región, Carlos Hurtado. Le siguen La Paz y Cochabamba, las ciudades más grandes de Bolivia.

Mientras tanto, autoridades de la alcaldía informaron que no se atendió al menos a 5,000 pacientes y criticaron la medida y ratificaron la decisión de que no se tenga una cuarentena total.

En otras partes del país, las actividades en los hospitales se llevaron a cabo con normalidad después de que el gobierno del presidente Luis Arce llegara a un acuerdo sobre la aprobación de un proyecto de ley de Emergencia Sanitaria.