El TAS confirma la suspensión de la judoca brasileña Rafaela Silva

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) desestimó este lunes el recurso interpuesto por la judoca brasileña Rafaela Silva, vigente campeona olímpica de -57 kilos, suspendida dos años por un control antidopaje positivo el año pasado.

Así pues, la brasileña no podrá defender su título olímpico en los Juegos de Tokio el próximo verano (boreal).

Silva, oro en -57 kilos en los Juegos de Rio en 2016, fue sometida a un control antidopaje durante los Juegos Panamericanos de Lima, en 2019, en los que también logró el oro en -57 kilos.

El análisis de la muestra reveló la presencia de fenoterol, una sustancia broncodilatadora prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), y Silva fue suspendida dos años por la Federación Internacional de Judo.

Silva siempre negó su voluntad de doparse, y consideró que pudo haberse contaminado al estar en contacto con el bebé de una amiga, que estaría tomando productos contra el asma, o bien durante los propios Juegos Panamericanos al estar en contacto con su compañera de habitación o con aficionados.

Además del oro logrado en los Juegos de Rio-2016, Silva, de 28 años, tiene en un palmarés una medalla de oro en los Campeonatos Mundiales de 2013.

Rafaela Silva, que creció en la favela Ciudad de Dios de Rio de Janeiro, se convirtió en un símbolo del éxito para los brasileños procedentes de barrios difíciles.

bur-dif/iga