Feministas mantienen tomadas instalaciones de Comisión de DD.HH. de México

Una activista posa frente a un mural durante la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos hoy, en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez
Una activista posa frente a un mural durante la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos hoy, en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez

México, 6 sep (EFE).- Un grupo de feministas mantiene este domingo tomadas las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, en el centro de esta capital, como medida de presión para que se atiendan los casos de familiares de víctimas de violencia.
La sede de la CNDH fue tomada el jueves por los familiares de víctimas, pero el viernes una veintena de feministas llegaron al lugar para hacer suyas las demandas y se apostaron en el lugar en el que dijeron se mantendrán por tiempo indefinido.
Este sábado tanto las feministas como las madres de víctimas que ocuparon las instalaciones arrojaron documentos y mobiliario a la calle que después quemaron, además de exhibir comida que encontraron en el edificio, principalmente cortes de carne, algo que dijeron que es contradictorio ya que la CNDH les ha dicho que no cuenta con recursos para apoyarlas.
También este sábado, Marcela Alemán, madre de una niña agredida sexualmente en 2017 en San Luis Potosí, y Silvia Castillo, madre de un joven asesinado en la misma entidad en 2019, abandonaron la protesta ya que dijeron a medios que la CNDH comenzaría a atender sus peticiones.
El miércoles, tras una reunión con autoridades de la Comisión, Alemán protestó por los pocos avances de su caso y se ató a una silla dentro de una sala de juntas del edificio para exigir justicia y presionar a las autoridades.
Castillo se unió a los reclamos de Alemán y ambas se encerraron en una oficina de la CNDH, mientras que un día después un grupo de familiares que estaba en plantón frente a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) se sumó a su protesta.
Mediante un comunicado, la CNDH recordó este sábado que el 2 de septiembre la presidenta del organismo, Rosario Piedra Ibarra, atendió una petición de audiencia de 18 personas víctimas de diversas violaciones a derechos humanos que permanecían en el plantón.
Dijo que de ese grupo dos personas se quedaron en las instalaciones hasta que se cumplieran sus demandas.
La CNDH recordó que el jueves los colectivos denominados "Frente Nacional Ni una Menos México" y "Aequuus, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos" llegaron a las instalaciones y entregaron un pliego petitorio dirigido al Gobierno federal.
Ante esos acontecimientos, la CNDH dijo que "ha estado buscando el diálogo con ellos y ellas sin resultados" por lo que reiteró su disposición e invitó a las representantes de esta lucha "a iniciar cuanto antes un diálogo constructivo y respetuoso, al que podrían sumarse representantes del Gobierno federal para encontrar juntos los mejores caminos de solución".
La CNDH indicó a las manifestante que las instalaciones, hoy clausuradas, "no son oficinas burocráticas, sino son centros de recepción y atención de quejas para defender los derechos humanos".

MAS NOTICIAS