Martín Guzmán, el discípulo de Stiglitz que logró reestructurar la deuda argentina

El ministro Martín Guzmán, discípulo del premio Nobel Joseph Stiglitz, que logró el canje de bonos de Argentina por 66.000 millones de dólares, es un especialista en crisis de deuda soberana, perfil que vino como anillo al dedo a la agobiada economía de su país.

A los 37 años y tras varias idas y vueltas consiguió el apoyo para la reestructuración al filo del plazo previsto, en busca de evitar que siga desangrándose la malherida economía argentina, en recesión y golpeada por la pandemia de covid-19.

Puede decirse que Guzmán se preparó toda su vida para esta tarea.

Estudió Economía en la pública Universidad de La Plata. Tras obtener su Licenciatura en Economía en 2005 se marchó a Estados Unidos para continuar estudios de posgrado en Brown University.

Allí obtuvo su doctorado con una tesis sobre causas y efectos de las crisis financieras.

Poco antes de finalizar su tesis, su carrera dio un vuelco cuando la Sociedad Internacional de Economía lo invitó para comentar públicamente una investigación de Joseph Stiglitz.

Aquel trabajo resultó la llave que lo acercó al premio Nobel de Economía, quien lo convocó para sumarse a su equipo de trabajo en la prestigiosa Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia.

Allí se desempeñó como investigador y se especializó en modelos de reestructuración de deudas soberanas y su nombre cobró vuelo en el mundo académico.

¿Después de todo, quién mejor que un economista argentino para recrear modelos de crisis económicas?

- "Buen tipo" -

"Martín siempre se destacó como un alumno brillante", dijo sobre él el exdecano de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de La Plata, Martín López Armengol.

"Pero más allá de sus cualidades técnicas, ponderadas por todos, es un muy buen tipo", afirmó.

De tono sereno y pausado, Guzmán es soltero, cultiva el perfil bajo y se expresa sin altisonancias.

Excelente jugador de tenis, aprendió con su padre, profesor de tenis del club Gimnasia y Esgrima La Plata adonde 'Tincho', como le dicen sus amigos de la infancia, llegó a brillar en torneos estudiantiles.

Como todo argentino también le apasiona el fútbol y es simpatizante de Gimnasia y Esgrima La Plata, que dirige Diego Maradona.

"Tengo un duelo enorme con Guzmán, que es un extraordinario jugador de fútbol", contó el presidente Alberto Fernández al referirse a los partidos que disputaba en la residencia de Olivos antes de que el coronavirus lo cambiara todo.

"Hasta acá, le vengo ganando el duelo", había dicho el presidente que siempre juega de arquero.

Varios meses antes de asumir como ministro de Fernández, Guzmán integró la comitiva que encabezó Stiglitz en la audiencia con el papa Francisco en el Vaticano en la que abordaron la idea de impulsar una economía social de mercado.

"Argentina será el próximo gran test para el actual (no-) sistema de resolución de crisis de deuda soberana. ¿Será funcional el sistema esta vez a resolver la crisis en tiempo y forma?", escribió en Twitter antes de ser convocado por Fernández. Llegó la hora de averiguarlo.

sa/nn/mr