La ONU adopta reglas para los vehículos con sistema de ayuda a la conducción

Más de medio centenar de países adoptaron esta semana en la ONU un reglamento vinculante para los vehículos con sistemas de ayuda a la conducción, entre ellos, la inclusión de una caja negra.

Este reglamento sobre "los asistentes automatizados de mantenimiento de carril (ALKS por sus siglas en inglés)" entrará en vigor en 2021.

El acuerdo estipula que para activar un ALKS será necesario que el conductor esté al volante del vehículo, que circule en carreteras prohibidas a peatones y ciclistas, equipadas con una separación física entre los carriles en sentidos contrarios de la circulación y con su velocidad limitada a 60 km/h.

También prevé la obligación de introducir sistemas de reconocimiento de la disponibilidad de los conductores, detectando la presencia del conductor al volante y su disponibilidad para retomar el control del vehículo.

También introduce la obligación de equipar al vehículo con una caja negra, denominada "sistema de almacenamiento de datos para la conducción automatizada".

Adoptada por el Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos de la Comisión Económica para Europa de Naciones Unidas (UNECE), que reúne a 53 Estados en Europa, Asia y África, esta "norma internacional vinculante" supone un "importante paso hacia una más amplia implantación de vehículos autónomos".

Los sistemas ALKS deberán estar conformes a las exigencias en materia de ciberseguridad y la actualización de software establecidas en los dos nuevos reglamentos de Naciones Unidas.

Japón, que ha codirigido la redacción del reglamento con Alemania, implementará el reglamento en junio de 2020.

La Comisión Europea, que también contribuyó a su desarrollo junto a Francia, Holanda o Canadá, anunció que el nuevo régimen se introducirá en la Unión Europea tras su entrada en vigor en enero de 2021, indicó UNECE en un comunicado.

Estados Unidos no forma parte de este Foro pero sus fabricantes tendrán que seguir el reglamento si quieren vender sus automóviles en Japón y otros países que lo hayan adoptado.

apo/noo/at/af/mb

MAS NOTICIAS