Colombianos acampan en aeropuerto de Sao Paulo esperando ayuda para volver a casa

Por Leonardo Benassatto e Gabriel Araújo

GUARULHOS, Brasil, mayo 24 (Reuters) - Cientos de ciudadanos colombianos que desean regresar a casa esperaban vuelos el domingo en el aeropuerto internacional de Sao Paulo, sin opciones de una salida inmediata y en medio de una escalada de la epidemia de coronavirus en Brasil.

En el terminal 2 del aeropuerto, unas 200 personas, muchas de ellas con niños, permanecen sentadas en las sillas y en el piso de los salones comunes desde la semana pasada. En el baño, una pequeña manguera se convirtió en una ducha para quienes aguardan por un vuelo.

Algunos afirmaron ser turistas que estaban en Brasil cuando la propagación del coronavirus empeoró y condujo a la cancelación de los vuelos de regreso; otros dijeron ser inmigrantes que quedaron sin recursos en Brasil en medio de la pandemia. En común, solo tienen un deseo: regresar a Colombia.

El turista Gustavo Rollae dijo que hay casi 200 compatriotas que ocupan tres alas de la terminal. "Necesitamos irnos a casa", dijo, vestido con la camiseta del equipo nacional de su país y revisando su teléfono celular periódicamente.

La alimentación se realiza a través de loncheras y donaciones. Parte de ellos se turna para preparar la comida en una cocina improvisada a las afueras del aeropuerto, a aproximadamente un kilómetro de las salas ocupadas: un grupo cocina el almuerzo, otro prepara la cena.

"Lo que sucede es que, desde hace unos 15 días, los compatriotas colombianos han venido al aeropuerto porque no han recibido una respuesta de la embajada (desde Colombia) para vuelos humanitarios. Hubo un vuelo humanitario hace poco, pero no fue posible embarcarlos a todos", dijo el turista Daniel Gallo, justo después de tomar un baño improvisado.

Según el Consulado de Colombia en São Paulo, entre el 26 de abril y el 14 de mayo se organizaron tres vuelos que llevaron a 346 personas de regreso al país. Los gastos de viaje fueron pagados por los pasajeros.

"Por el momento, no tenemos confirmación de otro posible vuelo", dijo el consulado en un comunicado emitido el sábado, descartando la posibilidad de que haya un vuelo gratuito para quienes esperan en el aeropuerto.

Según la misión diplomática, el grupo, que comenzó con 21 personas, estaba compuesto por 180 ciudadanos hasta el viernes pasado. Sin embargo, el consulado afirma que la mayoría reside en la ciudad y no necesita pasar la noche en el aeropuerto.

En medio de lágrimas, poco después de limpiar algunas sillas con alcohol gel, Stefany Carvallido dijo que temía que la situación llegue a un límite en que no haya comida para las personas instaladas en el aeropuerto.

"En esta situación, queremos estar con nuestras familias. Mi hija también quiere estar con su familia. Es muy, muy difícil (...) Como madres, también pensamos en nuestros hijos", se lamentó.

Brasil reportó el domingo un aumento de casi 16.000 casos de coronavirus, a un total de 363.211, y más de 650 muertes en las últimas 24 horas. La nación sudamericana es el segundo país con el mayor número de infectados en el mundo después de Estados Unidos. (Editado en Marion Giraldo y María Pia Palermo)

MAS NOTICIAS