EEUU declara emergencia por pandemia de coronavirus, que muda su foco a Europa

Estados Unidos se declaró el viernes en emergencia por la pandemia del coronavirus, que ha mudado su foco a Europa y que con más de 5.300 muertos ha paralizado al mundo con cierres de fronteras, suspensiones de clases e innumerables cancelaciones de eventos.

Wall Street cerró al alza luego de una semana turbulenta para las bolsas mundiales, signada por una hecatombe histórica ante el avance del virus COVID-19 y el temor de una recesión económica global.

"Para liberar todos los recursos del gobierno federal, declaro oficialmente una emergencia nacional", dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, al anunciar 50.000 millones de dólares en fondos federales para combatir el virus.

En las primeras horas del sábado, la Cámara de Representantes estadounidense aprobó mayoritariamente un paquete de medidas para aliviar a los afectados. La medida deberá ser ratificada por el Senado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que Europa se convirtió en el "nuevo epicentro" de la pandemia, con más casos diarios que en el peor momento en China, donde el COVID-19 surgió en diciembre.

El país asiático informó el sábado su cifra más baja de contagios, con 11 nuevos casos de mayoría importados por primera vez desde que comenzó el conteo. Las muertes el sábado fueron 13.

La OMS advirtió que es imposible decir cuándo el nuevo coronavirus alcanzará su pico a nivel mundial, en un momento en que las muertes superan las 5.300, y los contagios suman más de 141.000 en 124 países o territorios, según un recuento de AFP basado en fuentes oficiales.

Los países con más fallecidos en las últimas 24 horas son Italia (250), Irán (85) y España (36), mientras que se reportaron los primeros casos en Guatemala, Surinam, Venezuela y Uruguay, en tanto Kenia y Etiopía registraron contagios en el este de África.

Con más de 4.200 infectados y un total de 121 fallecidos, España declaró el estado de alarma y ordenó el cierre de todos los comercios no indispensables en Madrid.

Otros gobiernos también impusieron restricciones para contener la propagación y revelaron planes de financiación de emergencia para limitar daños económicos.

Los efectos son de todo tipo. También por el virus, Nueva Zelanda canceló el homenaje nacional a las víctimas de la matanza de Christchurch hace un año.

En América Latina, donde la mayoría de los países interrumpió los vuelos de las zonas más afectadas, el gobierno panameño anunció que prevé tomar el mismo camino en este punto de conexión regional.

Venezuela se declaró en estado de alarma tras confirmar dos casos, al igual que Uruguay, decretado en emergencia con cuatro confirmados.

En tanto, Colombia anunció el cierre de sus fronteras con Venezuela y restringió la entrada de extranjeros que hayan estado en Europa y Asia en los últimos 14 días.

El gobierno de Chile, en plena crisis social y con manifestaciones frecuentes, prohibió eventos públicos de más de 500 personas. y en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro dio negativo a una prueba por un posible contagio, la ciudad de Rio de Janeiro suspendió clases por siete días y decidió cerrar teatros, salas y estadios durante dos semanas.

- Ocho semanas "cruciales" -

Trump, quien ha sido acusado de haber minimizado inicialmente la gravedad del COVID-19, dijo que Estados Unidos comprará grandes cantidades de petróleo para sus reservas estratégicas.

"Las próximas ocho semanas son cruciales", afirmó en la Casa Blanca.

Los líderes del G7, las economías más ricas del mundo, celebrarán una cumbre extraordinaria por videoconferencia el lunes.

El COVID-19 se propaga implacablemente, aunque por ejemplo Corea del Sur, que llegó a tener el mayor brote fuera de China, informó el número más bajo de nuevos casos en tres semanas. Pero en Europa la situación es otra.

En Francia, el país más visitado del mundo, se cerró la Torre Eiffel y el Louvre ante lo que el presidente Emmanuel Macron llamó "la peor crisis de salud en Francia en un siglo".

Las nuevas medidas se tomaron después de que Trump prohibió por 30 días el ingreso de viajeros de Europa, lo que provocó una rápida reprimenda de la Unión Europea.

Desde el sábado también se suspendieron los viajes de cruceros desde puertos estadounidenses, anunció Trump.

En Estados Unidos, donde se han cerrado escuelas y muchos optan por el teletrabajo, Luisiana se convirtió en el primer estado en posponer su primaria presidencial, y aerolíneas anunciaron nuevas suspensiones de servicios.

- "Ha empezado el pánico" -

La crisis del coronavirus alteró la vida cotidiana de millones de personas y distorsionó el calendario deportivo y cultural mundial, con cancelaciones de espectáculos y eventos que se realizarán sin público.

Las tiendas, plazas y cafés normalmente llenos de gente en Italia estaban desiertos, algo nunca visto en tiempos de paz. Los bulliciosos bares de España también estaban vacíos.

"Ha empezado el pánico, mañana habrá más", dijo Víctor Rodríguez, un ingeniero de 43 años, en Madrid.

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, dijo que desde el lunes habrá que mantener la vida social "al mínimo".

En las sedes de la ONU y del FMI se ordenó el teletrabajo.

La enfermedad no está perdonando a nadie. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, está en cuarentena después de que la primera dama dio positivo. También la estrella de Hollywood Tom Hanks y su esposa están infectados.

Trump, que estuvo con Bolsonaro y su asesor contagiado el fin de semana, dijo que "lo más probable" es que se haga una prueba "bastante pronto".

La reina Isabel II de Inglaterra pospuso sus compromisos oficiales y el Reino Unido anunció la cancelación de las elecciones municipales de mayo, a diferencia de Francia, que las mantuvo para este domingo. También siguen en pie las primarias estadounidenses del martes en Arizona, Florida, Illinois y Ohio.

Los Juegos de Tokio, previstos en julio, están inevitablemente en la cuerda floja.

bur-ad/mls

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos