La economía china creció 6,1% en 2019, su menor ritmo en tres décadas, en plena guerra comercial con Estados Unidos y la caída del consumo interno, según datos oficiales divulgados este viernes.

Este es el peor resultado de la segunda economía del mundo desde 1990, según la Oficina Nacional de Estadísticas. En 2018, la economía del gigante asiático creció 6,6%.

Pese a los "riesgos y desafíos crecientes tanto en China como en el extranjero", la economía china creció a un ritmo globalmente estable, dentro de la horquilla fijada por el gobierno del 6-6,5%.

Tras perder fuelle en los tres primeros trimestres del año, el crecimiento se estabilizó en el 6,0% en los últimos tres meses de 2019, el mismo ritmo que en el tercer trimestre, según datos de la Oficina de estadísticas.

Ning Jizhe, de la Oficina Nacional de Estadísticas, dijo que la economía del país mantuvo un crecimiento sostenido el pasado año.

"Sin embargo, deberíamos saber que la economía mundial y el crecimiento del comercio se están ralentizando", dijo en una conferencia de prensa.

Las crecientes fuentes de inestabilidad y riesgo hacen que la economía se enfrente a una "creciente desaceleración", agregó.

bys/lth/jah/af