Imagen de archivo de vacas pastando junto a campo petrolero en Midland, Texas, EEUU. 13 febrero 2019. REUTERS/Nick Oxford
Imagen de archivo de vacas pastando junto a campo petrolero en Midland, Texas, EEUU. 13 febrero 2019. REUTERS/Nick Oxford

Por Shu Zhang y Florence Tan

SINGAPUR, 16 ene (Reuters) - La escalada de las compras chinas de productos energéticos de Estados Unidos, parte de un pacto de comercio entre ambos países, impactará los flujos globales de transacciones de crudo si los proveedores estadounidenses expulsan a su competencia del principal mercado importador, dijeron fuentes del sector.

El compromiso chino de adquirir al menos 52.400 millones de dólares en productos energéticos estadounidenses en los próximos dos años sólo se puede lograr con incrementos masivos de importaciones de crudo de Estados Unidos, el mayor productor petrolero global, según operadores y analistas.

Pero cualquier incremento en los despachos estadounidenses a compradores chinos implicaría recortar pedidos de grados similares o más costosos de exportadores como Brasil, Noruega y África Occidental. Eso podría llevar a un ajuste del mercado de crudo ligero y dulce que podría influir a todo el mundo.

Según operadores, algunos grados africanos tienen rasgos similares a los estadounidenses, con lo que son intercambiables en las mezclas. Además, los africanos cotizan principalmente en el mercado spot, con lo que a los importadores les es más fácil reemplazar esos grados que suministros ligados a contratos de largo plazo.

Que China retome su lugar como uno de los mayores compradores de crudo estadounidense podría absorber el exceso de oferta. El pronóstico es que la producción petrolera de Estados Unidos toque máximos récord en los próximos dos años, aunque un alza reciente de los precios de flete de los envíos del país a Asia ha frenado los despachos.

(Reporte de Florence Tan y Zhang Shu en Singapur; reporte adicional de Xu Muyu en Pekín; Editado en español por Janisse Huambachano)