"Al filo de la democracia" ("Democracia em Vertigem"), de la brasileña Petra Costa, fue nominada este lunes al Óscar como mejor película documental, una postulación que la realizadora celebró como oportuna en una época en la cual la "extrema derecha" se extiende como "una epidemia".

"Estamos encantados porque @TheAcademy reconoció la urgencia de #DemocraciaEmVertigem. En una época en que la extrema derecha se está extendiendo como una epidemia, esperamos que este filme pueda ayudar a entender que es crucial proteger nuestras democracias. Viva el cine brasileño", escribió Costa en su cuenta de Twitter.

La cinta, una crónica de la historia política reciente de Brasil, fue nominada junto a "American Factory", la tailandesa "The Cave", "For Sama" y "Honeyland".

El documental de dos horas, producido por Netflix, es una mirada en primera persona al ascenso de la izquierda en Brasil con la llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, su encarcelamiento por corrupción, la destitución de su sucesora Dilma Rousseff y la irrupción del actual mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

El filme se detiene en la mediática megaoperación anticorrupción Lava Jato, el origen de varios de los sucesos políticos relatados por Costa y caso por el cual Lula fue condenado a 8 años y 10 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

En un Brasil polarizado desde la asunción de Bolsonaro, la nominación del documental causó reacciones divididas.

"Felicitaciones @petracostal, por la seriedad con la que narró este importante periodo de nuestra historia. Viva el cine nacional. La verdad vencerá", reaccionó en un tuit el exmandatario, quien fue excarcelado en noviembre después de haber estado preso durante un año y medio.

El secretario especial de Cultura, Roberto Alvim, optó por ironizar sobre la nominación: "Si fuese en la categoría ficción, estaría correcta la nominación", dijo al blog de la periodista Mónica Bergamo, del diario Folha de S.Paulo.

"Previsible [la nominación], pero es una gran estupidez, es un documental mentiroso, ficcional (...) porque dice que el impeachment [a Rousseff] fue un golpe", dijo Claudio Dantas, uno de los directores de la revista O Antagonista.

Costa, cuya familia es dueña de una de las empresas involucradas en el escándalo de Lava Jato, obtuvo un amplio acceso a Lula y Rousseff.

La actriz y directora de 36 años tiene ya una dilatada carrera como documentalista. Su obra debut, "Ojos de resaca" (2009), fue proyectada en el Moma de Nueva York y ganó entre otros el premio al mejor cortometraje en el London International Documentary Festival. Le siguieron "Elena" (2012), y "Olmo & the Seagull" (2015), ambas también multipremiadas.

bur-val/ll