Aunque admite que "a Cristina la terminó perjudicando esa forma cerrada de no escuchar al no kirchnerista", el periodista deportivo y panelista de "Intratables" sigue defendiendo la gestión kirchnerista con el mismo ímpetu con que critica la actual. "Están echando gente de una forma cínica", denuncia Brancatelli y admite tener miedo de perder su trabajo en Fútbol para Todos. "Lo que se está buscando es que no haya debate, una dominación absoluta de las voces y de las ideas", acusa.

"Se necesita a una Cristina conductora hablando en los medios", insiste quien, definitivamente, extraña a la ex presidente.

La paternidad, Margarita Barrientos, sus vacaciones en Estados Unidos y la corrupción también surgieron en esta charla imperdible con Infobae.

— ¿Cómo va tu flamante paternidad de Valentín?

— Es algo nuevo, hermoso, intenso. Los primeros días estuve totalmente aislado y compenetrado con eso y ahora me pasa que me dan ganas de estar todo el día ahí besándolo.

"Uno ve el panorama del país y lo que se viene y da mucho miedo"

— ¿No te suavizó un poco ser papá?

— No, pensé que sí, pero no. Me generó miedos. El otro día pensaba, después de una pelea fea en Intratables, "¿qué hago? no necesito estas peleas". No sé si te digo dar un paso al costado pero decir: "No tengo que venir más". Y después digo: "No, está Valentín, me quedo sin este laburo y es un ingreso menos". Digo Intratables como digo el miedo al desempleo en general. Uno ve el panorama del país y lo que se viene y me da mucho miedo.

— Vos estás acostumbrado a abrir Twitter y que te digan barbaridades ¿No te preocupa el día de mañana cuando Valentín lea eso?

— A Valentín lo vamos a educar y le vamos a contar bien cómo son las cosas. Le vamos a contar la historia del país en los últimos 20 años. Le vamos a contar el rol y la función que tienen los padres y le vamos a contar también cómo es el rol de la sociedad y de esa gente. No creo que malinterprete nada.

— ¿No te cambió a vos tu sensación respecto de esas cosas la paternidad?

— No. No sé si la paternidad. Sí noto que día a día se va potenciando el odio de la gente. Que el fin de la grieta y de lo que tanto se habló, para mí se está potenciando cada vez más. Hay muchos más deseos de muerte, hay mucho más deseo de cosas feas, hay muchos insultos más graves. Todo se ha potenciado y está muy feo el asunto, pero bueno, hay que bancarla.

— ¿Hasta cuándo creés que te bancás seguir peleando con la gente? ¿No agota en un momento?

— Sí, no es lo mejor. Uno no es que le gusta debatir y discutir. Pero en estos últimos 100 días lo que se está buscando es que no haya debate, que no haya pelea, que haya un sometimiento y una dominación absoluta de las voces y de las ideas que quieren acallar, que quieren silenciar, que quieren despolitizar y desideologizar justamente. Cuando se hagan las cosas bien, cuando se respete y se cumpla con lo dicho yo creo que también uno va a bajar un cambio. Me parece que la situación no da para que yo baje mucho los cambios. Si no también se empieza a apagar una de las últimas voces que quedan por lo menos en los medios de comunicación. Ya han silenciado un montón.

— ¿Sentís una responsabilidad social?

— ¿Sabes que sí? Yo trabajo en otros lados, trabajo en la radio, estoy en Fútbol para todos, que me hace muy feliz, y también tengo miedo de perder ese laburo que es el que más me gusta de todos.

— Perdón, pero miembros de este gobierno te han dicho que hablando de fútbol sos maravilloso. Con lo cual nada debiera suceder con tu trabajo en Fútbol para todos.

— Yo creo lo mismo, no debiera suceder, nos encontramos en un par de meses, yo tengo mucho miedo.

— Volvamos a la responsabilidad social.

— Me llena como periodista y como logro de un pibe de barrio que creció de a poco y que llegó a estar tal vez en uno de los programas más vistos de la televisión de hoy. Es importante porque toda la gente está politizada y está interesada en la política. La cantidad de mensajes malos que recibo en las redes se equilibran con la cantidad de mensajes de "Branca no aflojes", "Branca sos nuestra voz", "Branca sos el único". He ido a la plaza el 9 de diciembre y me abracé con miles de personas, yo también me debo a ellos. Aunque crean que es un programa de televisión yo siento que también que estoy aguantando lo que otros no pueden hacer.

— Para ser equitativos vamos a preguntar lo mismo para Macri y para Cristina. Nombrame dos cosas buenas y dos malas de cada uno.

— Empecemos por Mauricio Macri. Es difícil las buenas. Una es que es consecuente con sus ideas y con su forma de pensar y de vivir, no fue campaña del miedo, lo que dijo lo hizo. Y lo que no dijo también lo hizo, pero lo pensaba. No lo dijo porque si no no ganaba las elecciones. No se falló a sí mismo. Te puede gustar a no, a mí no me gusta y lo respeto. A mí no me gusta y lo voy a exponer y lo voy a visibilizar siempre lo que no me gusta, voy a ser crítico.

"Macri está dividiendo más al país"

— No logras decirme una buena...

— Lo bueno es que una persona a la que le gusta trabajar poco como Mauricio Macri aceptó tener el trabajo más difícil que puede haber en este país que es gobernar a 40 millones de argentinos.

— ¿Por qué decís que le gusta trabajar poco?

— Porque le gusta trabajar poco, le gustó siempre trabajar poco.

— Insisto ¿en qué te basas?

— Porque lo sé. Estoy convencido. Le gusta trabajar poco, le gusta estar de vacaciones, trabajar pocas horas. Es lo que yo creo.

— ¿Las malas?

— Creo que está dividiendo más al país y justamente prometió lo contrario. Está acentuando las diferencias, muchísimo. Y lo segundo es que está, y me duele muchísimo, dejando mucha gente afuera. Cuando digo gente afuera es gente sin laburo, están echando de una forma cínica, están echando de una forma desleal y les está importando muy poco eso.

— ¿No encontrás ni una cuota de responsabilidad en el kirchnerismo y en cómo recibió el país?

— Seguramente hay muchas cosas para corregir. Por algo se postuló. Sabiendo cual era el problema y también porque él tenía la solución. Si te postulaste, ganaste, y ahora que ganaste ¿te vas a quejar de lo que ganaste? No te hubieras presentado si no sabés qué hacer con eso. Para gobernar para hacer las cosas peor y para vivir peor, hubieses dejado a alguien que sabe.

"Cristina recuperó los valores de la política como una de las grandes figuras mundiales"

— ¿Querés que le vaya bien?

— Cómo no voy a querer que le vaya bien, obvio que quiero que le vaya bien. Me encantaría no tener que criticarle, vamos a esperar que así sea. Por ahora está haciendo todo lo posible para que eso no suceda.

— Vamos a Cristina. Las dos mejores, no nos podemos quedar hasta mañana, así que elegí tus favoritas...

— Primero ella, una mujer, gobernó el país 8 años, es muy difícil gobernar nuestro país. Ella lo gobernó con una gran aceptación y se fue por la puerta grande con una imagen muy alta. Una imagen que intentan dañar día a día, embarrarla y desprestigiarla. Se quedó hasta el último día cuando todos predecían que se iba antes. Admiro su capacidad de poder gobernar ocho años. Y lo segundo es que ella le devolvió la ilusión a un montón de gente; a jubilados, a jóvenes. Recuperó los valores de la política como una de las grandes figuras de la política mundial. La gente volvió a participar de la política como una pasión que hacía décadas no se notaba.

"Si Cristina daba algunos pequeños gestos al no kirchnerista hoy seguiría gobernando"

— ¿Y las dos grandes deudas que deja?

— Obviamente enamoró al núcleo kirchnerista e hizo que nos pongamos una camiseta que la vamos a bancar hasta las últimas consecuencias, pero fue muy dura en no escuchar también a los que pedían otra cosa, abrir un poco más el radar en cuanto a lo que le han solicitado. Si Cristina daba algunos pequeños gestos al no kirchnerista hoy seguiría gobernando y le pedirían que no se vaya o habría ganado Scioli, hubiese ganado el kirchnerismo. Esa forma cerrada de no escuchar al no kirchnerista terminó perjudicando y eso no está bueno.

— ¿Y fue solo un tema de no escuchar? Me acuerdo de las cadenas oficiales o los discursos orientados totalmente al kirchnerismo y no a toda la población.

— Yo amaba las cadenas, es más, estoy esperando que alguien haga plata, que me venda los DVD con todas las cadenas nacionales. Al que le gusta la política, al que ama la política sin importar el partido, tiene que adorar a Cristina y tenes que valorar escuchar, es como escuchar a los Beatles.

"Me da vergüenza Macri como orador"

— ¿Adorar a Cristina o que le gusten sus discursos?

— No, al que le gusta la política tiene que comprar la colección completa de los discursos de Cristina. Es una lección de política, de oradores, Macri tendría que escuchar más a Cristina para aprender cómo es un buen orador; sin leer, sin trabarse, sin inventar palabras que no existen, siendo entretenido. Aprender de Cristina en cuanto a líder político, a carisma ni hablar, a ganarse el cariño del pueblo ni hablar. Pero en cuanto orador, a mí me da vergüenza Macri como orador.

— Otro malo de Cristina me falta.

— Me parece que siendo ella una gran líder, desde lo carismático, desde los militantes, de todo lo que ha generado, no ha logrado lo mismo en la construcción interna de los liderazgos políticos. No logró construir un sucesor fuerte, indiscutido. Cuando dicen "eh, Cristina perdió las elecciones", me parece que se equivocó en algunas elecciones de candidatos y de apellidos.

— ¿No hay una deuda en cuanto a la corrupción?

— Es un tema sensible, feo, triste, vergonzoso, que espero que se aclare, que todos los casos que ahora están saliendo a la luz de corrupción que en su momento este partido judicial ha callado y que ahora se le dio por investigar, promocionado e impulsado por algunos medios de comunicación, sí, que se investiguen y se aclaren. La corrupción siempre estuvo latente en la política en general, en cualquier partido político y cualquier gobierno que nos ha representado a lo largo de toda la historia de la política nacional, pero sí hubo hoy casos de corrupción ahora que de comprobarse con gravísimos.

"Que sea rápida la justicia, y no que durante años en los medios se le pegue por ejemplo a Cristina"

— O sea, vos podes pensar lo que pensas, defender ideológicamente el proyecto kirchnerista, y podes ver el video de "La rosadita" y enojarte.

— Por supuesto ¿Cómo voy a avalar y cómo voy a defender la corrupción? Si hay casos de corrupción el que tiene que ir preso que vaya preso. Lo que no quiero es que se convierta en una persecución con tal de perjudicar la imagen, porque con tal de perseguir y de ajusticiar mediática y judicialmente van a inventar causas permanentemente. Que se investigue lo que se tenga que investigar y que sea rápida la justicia. Que no esté años y durante años en los medios se le pegue por ejemplo a Cristina. Y que se investigue todo, que se investigue a Caputo, que se investigue a Sturzenegger, que la justicia haga lo que tiene que hacer con todos, no solamente con un sector.

— ¿Por qué está tan guardada Cristina?

— No sé. A mí me gustaría que esté más presente. Me parece que se necesita a una Cristina conductora hablando en los medios. Cuando sea necesario, cuando llegue al límite, me parece que va a aparecer. Pero sí, quiero que aparezca, que esté presente, porque muchos militantes que la bancaron a ella están perdiendo el laburo y nadie los protege.

"A Cristina le van a pedir que vuelva"

— ¿Está tomando impulso?

— No sé, me han contado que ella no tiene ganas de seguir o de hacer eso. Yo creo que si ella quiere puede tomar el impulso y volver con todo, sobre todo como se están dando las cosas. Creo que le van a pedir que vuelva.

— ¿Sí?

— Sí. Si sigue así todo sí.

— ¿Se puede estar tan indignado con Estados Unidos y con la visita de Obama y veranear en Miami? Te pegan mucho por eso.

— Sí, es muy gracioso. Yo creo que en estos últimos 12 años gran parte de la clase media, por ejemplo yo, que soy un pibe de Ituzaingó, un laburante, que me rompo el lomo laburando, pude acceder a viajar a diferentes partes del mundo. Me he "garpado" todo siempre, nunca me han regalado ni un tramo a San Juan y creo que a muchos les molesta que los negros empecemos a viajar por el mundo y compartamos la clase económica de un avión internacional. Cuando digo los negros lo digo por el peronismo, no despectivamente sino que el pueblo empiece a viajar por todo el mundo...

"Es una estupidez y de muy limitado criticar que yo viaje a Miami"

— ¿Para vos no es una contradicción criticar tanto un sistema y disfrutarlo?

— Yo no tengo nada contra Estados Unidos como país, ellos allá que hagan lo que quieran, yo no quiero que venga Estados Unidos a imponer su política económica y que nos pisoteen, que nos aplasten y que nos hagan endeudar para hacer negocios ellos. Critico desde ese punto.

— Se puede ser nacional y popular y veranear en Miami.

— Si vos te pagas todo, ¿por qué no?, podes viajar por el mundo. De hecho a mí lo que más me apasiona es viajar por el mundo, conozco prácticamente todo mi país y viajo por donde se me antoja porque soy libre y me encanta viajar. Si Dios quiere y si todo sale bien volveré próximamente a Miami o a Estados Unidos o a dónde sea... Es una locura que se genere una discusión por eso. Es una estupidez y de muy limitado criticar eso.

"No ataqué ni le falté el respeto a Margarita Barrientos"

— ¿Te arrepentís de lo que le dijiste a Margarita Barrientos?

— Para nada. No me arrepiento de nada de lo que le he dicho. ¿Por qué? Le dije que la admiraba. Ella representa a los humildes, los que no llegan a fin de mes; de hecho les da de comer a dos mil personas porque no les alcanza la guita. Yo considero que Macri desde que comenzó no ha hecho nada por los pobres. Por el contrario, los ha perjudicado. Lo que le pregunté a Margarita es qué medidas concretas toma Macri que los favorezcan. ¿Qué ha hecho por los pobres? ¿Les ha dado laburo? No, está echando a la gente ¿Bajó la inflación? No, hay más inflación. ¿Sostuvo los subsidios? Quita los subsidios.

— Ahí es donde yo te pregunto hasta cuándo te vas a seguir peleando, no sé si es a Margarita Barrientos la persona para apurar.

— Yo no apuré.

— "Decime las medidas concretas"

— Era para que vea que a ella y a la gente que ella defiende los ha perjudicado muchísimo, más de lo que venía con el gobierno anterior. Quería discutir eso. Ocurre que Margarita Barrientos tiene tan buena imagen y tiene una protección tal que parece que es imposible preguntarle, yo no la ataqué ni le falté el respeto. Cuando noté que todo el panel saltó a defender y a matarme prácticamente, le pedí las disculpas correspondientes si había entendido mal. Ahora, también hay que tener un poco más de apertura y de entender un poco lo que uno quiere plantear. No hay que ser tan agresivos y tan contundentes para tratar de sacar de contexto algo que yo no quise decir.

"Hoy, digo que no (a Bailando por un sueño)"

— ¿Irías al Bailando por un sueño?

— Te aclaro que nunca me he reunido ni me han llamado, nada. Yo creo que hoy por no iría. No quiero más quemarme con eso de "Si gana Macri, me voy del país"

— Pero no es un no rotundo.

—Hoy te digo que no, hoy con Valentín, con los seis laburos, con todo. Aparte es Intratables o el Bailando y no voy a elegir el Bailando. Pero en dos años quién sabe.

Agradecimiento: ?Romina Sala, Peinado y Maquillaje. TW: @RSimagensocial