NA 162
NA 162

Luego de la oferta por 6.500 millones de dólares a los holdouts, ahora el gobierno nacional necesita que el Congreso deroge la ley Cerrojo y la de Pago Soberano. Si bien la ruptura del bloque kirchnerista lo acerca a conseguir los votos, será importante cómo se comporten los 81 diputados que aún permanecen.

Ante esto, Héctor Recalde, jefe del bloque en Diputados del Frente para la Victoria, anticipó que aún no tienen una decisión tomada sobre si apoyarán o no la oferta: "Ya tenemos alguna alarma por el 100% de ganancias que tendrían los buitres que ahora son palomitas blancas para algunos. Tenemos la posición tomada de cuando votamos esas leyes pero vamos a analizar en el bloque con la participación de especialistas en el tema".

Sin embargo, advirtió: "Ojo con el peligro que entraña cualquier modificación con el resto de los acreedores, porque la interpretación de la derogación de las leyes entraña un peligro".

Recalde también se refirió a la ruptura del bloque, que significó una salida de 14 diputados. Al respecto, aclaró que su fuerza "sigue siendo primera minoría" y en consecuencia pedirá que "se respete la proporción" en el reparto de comisiones.

"El reglamento habla de los bloques, no de las alianzas o interbloques, y Cambiemos es una alianza, los bloques son el Frente para la Victoria-PJ, la UCR, el PRO, UNA", explicó en diálogo con Rock&Pop.

Sobre la salida de los diputados, opinó: "Digo que es un error porque hay que ver quién aplaude esta decisión, como es el caso de (el jefe del bloque del PRO, Nicolás) Massot".

Al ser consultado sobre si los diputados díscolos se habían reunido previamente con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, o con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, Recalde aseguró que no le consta pero aclaró: "No me extrañaría".