NA 162
NA 162

El encuentro entre Racing y Godoy Cruz sólo duró 25 minutos. La violencia volvió a ser protagonista en el fútbol y en las tribunas de un estadio. Un grupo de simpatizantes del "Tomba" comenzó a tirarles piedras a los jugadores de ambos equipos y el árbitro Germán Delfino no tuvo otra opción que suspenderlo.

"Es imposible seguir jugando así, se pueden lastimar los jugadores", dijo el referí apenas decidió suspender el partido, previo acuerdo con los capitanes y el jefe del operativo policial.

Los incidentes en la cancha Malvinas Argentinas habían comenzado antes del encuentro cuando un sector de la barra mendocina se enfrentó a la policía local. El clima se tensó con el pasar de los minutos y los incidentes terminaron opacando un encuentro en el que Racing ganaba 1 a 0, con un gol de Diego Milito.

 NA 162
NA 162

Delfino esperó más de 15 minutos para intentar reanudar el partido pero fue imposible. Los hinchas no dejaron de tirar piedras a la cancha y la seguridad de los jugadores estaba en riesgo. Cada vez que la policía se acercó a la tribuna, los violentos respondieron tirando más proyectiles.

Según indicó el comisario Juan Carlos Caleri a la prensa después de los incidentes en los ingresos del estadio, quedaron doce personas detenidas. Luego de la interrupción del partido, todos los hinchas comenzaron a abandonar el estadio y no hubo más detenciones.

 NA 162
NA 162

"No aprendemos más, ojalá que se calmen las cosas y que sigamos jugando al fútbol", dijo Sebastián Saja apenas se interrumpió el encuentro. Su deseo no se concretó. El encuentro se suspendió y será reprogramado por la AFA.

Por su parte, Diego Milito, capitán de Racing, aseguró que "es una verdadera pena que pasen estas cosas". Los jugadores de ambos equipos se lamentaron por la interrupción del encuentro y por un nuevo hecho de violencia que dejó a muchos hinchas sin poder disfrutar un espectáculo deportivo.

 NA 162
NA 162

Los incidentes también continuaron después de la suspensión del partido. Los hinchas del "Tomba" atacaron a piedrazos el micro que traslada al plantel de Godoy Cruz. En el vestuario, Gabriel Heinze aseguró que no renunciará pese al descontento de los hinchas con su labor.