163
163

En las últimas horas, la Defensoría del Pueblo colombiana reveló que las FARC perpetraron 64 ataques en menos de dos meses y que todos esos atentados produjeron consecuencias para la población civil.

Sin embargo, eso no es todo: el Ejército logró identificar una nueva modalidad de la guerrilla para frustrar las acciones militares en contra del derrame de petróleo.

Según las autoridades, los terroristas instalan cargas explosivas en los lugares donde producen los derrames de petróleo, para que cuando el Ejército logre detener la acción criminal, puedan activarse los artefactos y causar un mayor daño ecológico.

De acuerdo con lo que publica El Espectador, este jueves, miembros de Ejército lograron detener el derrame de petróleo de cuatro camiones que fueron detenidos por miembros del Frente 48 del Bloque Sur de las FARC. En la zona, encontraron camuflados artefactos que lograron ser desactivados.

 163
163

Además, y a sólo horas del inicio del cese del fuego unilateral proclamado por las FARC, en el municipio de San Miguel, soldados colombianos desactivaron una carga explosiva instalada en un tubo del tramo del Oleoducto San Miguel-Orito. Mientras que en la vereda del Rosal, en Orito, fue encontrada una segunda carga de pentolita a pocos metros de una vivienda.

La infraestructura petrolera y eléctrica fue el gran objetivo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en estos casi dos meses de atentados, que han afectado con especial intensidad a poblaciones del sur y suroeste del país.

 163
163

Las FARC cometieron hasta una decena de atentados en los que dinamitaron torres y postes de energía eléctrica, lo que dejó sin servicio a poblaciones de departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Huila, Nariño, Caquetá y Norte de Santander, este último, en el noreste.