Que el ojo \salte\
Que el ojo \salte\" está relacionado con el estrés y los distintos estímulos vividos durante el día que reaparecen."

Los traumas oculares están directamente relacionados a muchos deportes. Si bien la estructura de la cara ayuda a proteger los ojos con las lesiones, estas contusiones pueden dañar la zona y, en caso de ser severas, perjudicar gravemente la visión. Un estudio reciente de la Academia Americana de Oftalmología (AAO) informa que las lesiones producidas en actividades deportivas pueden evitarse si se utiliza una protección adecuada.

Como dato relevante, la entidad recuerda que cada año unas 100.000 personas se ven perjudicadas por los deportes relacionados con lesiones en los ojos. Cerca de 13.500 de estas lesiones resultan en la pérdida permanente de la visión, siendo el básquet uno de los deportes en los que las lesiones oculares más comúnmente ocurren -con un estimado de 6.000 lesiones relacionadas-. Las mismas van desde una lesión corneal superficial hasta una fractura orbitaria.

 162
162

Dependiendo del tipo de mecanismo de producción de la lesión ocular, el mismo puede ser contuso. En este caso, el ojo se golpea con un objeto romo, se comprime y retrae súbitamente, lo cual puede hacer que se acumule sangre debajo del área afectada, desencadenando en muchos de los síntomas habituales del traumatismo ocular. Los ejemplos más claros son: el hematoma (ojos morados), cortes en el párpado, ojo rojo, hinchazón, hemorragia entre la córnea y el iris (conocida como hipema), desprendimiento de retina, visión borrosa o nublada y visión doble entre otros; también penetrante cuando la injuria rompe los tejidos oculares, ingresando en el interior del ojo con la consecuente pérdida de sustancia del mismo hacia el exterior.

En el básquet, las lesiones oculares ocurren frecuentemente.

En este reciente informe de la AAO, los médicos oftalmólogos que tratan estas lesiones señalan que el 90 por ciento de las dolencias en los ojos relacionadas con el deporte se puede prevenir con el uso de gafas de protección aprobadas por entidades competentes en su fabricación.

Algunos consejos para prevenir las lesiones

La Academia Americana de Oftalmología brinda los siguientes consejos que son de suma utilidad en la prevención de las lesiones oculares de todos los deportistas:

1. Los atletas deben usar protección para los ojos en los diversos deportes y la misma debe cumplir con los requisitos establecidos por el organismo de certificación o normas apropiadas.

2. Los niños deben ser especialmente diligentes acerca de usar protección para los ojos ya que un tercio de las lesiones oculares relacionadas con el deporte ocurren en este grupo de edad.

3. Para el básquet, los deportes de raqueta, el fútbol y el hóckey sobre césped, es necesario usar gafas de protección con lentes de policarbonato. Para el béisbol y el hóckey sobre hielo, lo más recomendable es llevar un casco con una máscara de policarbonato o con escudo de alambre.

4. Los atletas que usan lentes de contacto o anteojos también deben usar gafas de protección adecuada.

5. Para preservar la visión que les queda, todos los atletas que tengan un solo ojo funcional deben utilizar protección ocular adecuada para todos los deportes. Ellos no deben, sin embargo, participar en boxeo o deportes de alto contacto como las artes marciales, debido al alto riesgo de sufrir lesiones en los ojos.

El 90 por ciento de los dolores se puede prevenir con protección.

En cuanto al tratamiento de los traumas oculares, es variado. Por ejemplo: en casos leves -como un ojo morado por una lesión deportiva- aplicar frío en la zona afectada puede ayudar a reducir la hinchazón y permitir que esa zona mejore con mayor rapidez. Sin embargo, incluso en esos casos en los que el traumatismo parece leve, la lesión ocular debe recibir atención médica siempre. En los casos más graves puede ser necesaria inclusive la cirugía oftalmológica

El informe de la AAO concluye sosteniendo que proteger los ojos mientras se practican deportes es también proteger el futuro del deportista, ya que dichas lesiones pueden tener consecuencias de por vida.

Asesoró: Dr. Fernando Giuso (MN 90.355), jefe de Oftalmología del Hospital Italiano.