DYN 162
DYN 162

Después de ocho años en el poder, el kirchnerismo deberá dejar la gobernación de Mendoza. Lejos de todo dramatismo, el saliente gobernador Francisco "Paco" Pérez se acercó esta mañana a la casa del radical Alfredo Cornejo para darle su felicitación personalmente.

Ambos ingresaron a la casa del nuevo mandatario electo para tomar un café con medialunas y empezar a coordinar los primeros detalles de la transición para el regreso del radicalismo a la gobernación.

"Nosotros tenemos que seguir adelante con la gestión", señaló "Paco" Pérez en la improvisada conferencia de prensa que hizo junto a Cornejo en la puerta de su casa. Pero el gobernador ya tiene planes para cuando deje el poder: en el cierre de listas de este sábado fue oficializado como candidato provincial del Frente para la Victoria para ocupar un puesto en el Parlasur.

"Tenemos que seguir adelante con la gestión", dijo Pérez tras la derrota

El kirchnerismo había llegado a la gobernación en 2007 de la mano de los radicales K que se sumaron al gobierno nacional con la vicepresidencia de Julio Cobos. Ahora deberán volver al llano.

Este domingo Cornejo se impuso en las elecciones mendocinas al kirchnerista Adolfo Bermejo por 46,43% a 39,42% y se consagró como nuevo gobernador de la provincia. El triunfo alentó las ilusiones del frente opositor Cambiemos para poder vencer al Frente para la Victoria en las próximas elecciones presidenciales.

"Esto refleja lo que puede pasar a nivel nacional: modelos oficialistas desgastados y una construcción opositora potente que puede dar alternancia en el poder", consideró el también mendocino Ernesto Sanz, quien enfrentará a Mauricio Macri y Elisa Carrió dentro de la interna presidencial del frente Cambiemos.