Shutterstock 162
Shutterstock 162

El índice del 5% de pobreza anunciado ayer por la Presidente durante su discurso, fue muy cuestionado por el coordinador del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT, Jorge Sola, y por el ex viceministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quienes le dijeron a Infobae TV que la cifra de pobres en el país es de 12 millones de personas y que el mínimo para una familia tipo (4 integrantes) es de $8.600.

"Por debajo de eso se considera que la persona es pobre. El anuncio de Cristina dejó al descubierto que hay una cifra porque hace dos meses sus funcionarios decían que era imposible medir la pobreza y que no había manera de medirla. Para nosotros la cantidad de indigentes ronda el 4%", precisó Sola.

Por su parte, Arroyo acusó: "Está claro que no son cifras reales y lo que marca es lo último que midió el Indec, que marcó 4,7% de pobreza y 1% de indigencia. En los últimos cuatro años, la situación en Argentina empeoró. Estamos mejor que en 2001, pero peor que en 2011. Yo me quedo con el 23% de pobreza que miden otros estudios. Además –aseguró- el 34% está sin trabajo o en condiciones informales (1 de cada 3 está en negro, como pasante, etc.)

Y añadió: "1.5 millones de jóvenes no estudian ni trabajan y esa es la foto real de hoy en la Argentina. La indigencia bajó producto de los planes sociales porque cubren las necesidades mínimas. La situación se complicó en los últimos años porque hay inflación, se frenaron las obras de construcción y las familias cada vez se endeudan más con créditos al 150%".

Jorge Sola

Por último, Sola destacó que no hay que tener muy en cuenta estas cifras divulgadas en plena campaña política y argumentó: "Ahora todo se mide a dos años, cuando para ser un buen estadista se necesita mirar a 20 años o más. Para no ser pobre, en Argentina hay que ganar entre 5500 y 6000 pesos en una familia con dos menores. Es obligación del estado dar datos", lamentó.

Con la excusa de un "problema de empalme" en las estadísticas, hace más de un año que el Indec no informa los índices de pobreza e indigencia del país. Desde Roma, Cristina Kirchner por primera vez reveló las cifras que maneja su Gobierno y aseguró que la pobreza en la Argentina está en torno al 5 por ciento, mientras que la indigencia ronda el 1 por ciento. Sus declaraciones reavivaron el debate.